© Bejís paraliza la instalación de una mina de arcilla .-

Tras casi diez años de lucha, varias sentencias y multitud de recursos a favor Bejís cierra el capítulo de la instalación de una mina de arcilla en su término municipal. Una explotación que, durante casi una década, ha mantenido en jaque al paraje natural de Peñaescabia y sus fuentes, los recursos naturales y patrimoniales de icnitas en la zona de la Badina, el cauce del río Canales, la necrópolis de Collado Girón y el valor turístico y patrimonial que todo ello supone para el pueblo. Y es que, finalmente, la empresa Eurominerales Cerámicos S.A ha desistido de imponer un recurso de casación y acata la última sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana en julio que no permite a la mercantil la instalación de la mina. Así lo confirmaban ayer desde la Plataforma No a la Mina, uno de sus portavoces, Miguel Macián, quien no podía ocultar su alegría por la lucha incesante que han abanderado todo este tiempo. Ellos, junto con el Ayuntamiento, se habrían personado en la causa con el fin de evitar la instalación de esta empresa minera que, desde 2001, comenzó los trámites para instalar la mina.

Macián explicaba que si bien es cierto que todas las sentencias han fallado a favor del interés municipal y se han desestimado los recursos interpuestos por la empresa “siempre hemos estado con la duda de que algo pudiera cambiar, ya que, en todos los casos, las sentencias y los recursos interpuestos se han desestimado por fallos de procedimiento e incumplimientos de tipo procesal”. Los próximos días, la Plataforma hará una asamblea para explicar sus ochenta socios la situación, “porque tenemos mucho que celebrar”.

MEDITERRANEA OBRAS
RODOLFO Y VENTURA

Y no es para menos, ya que es mucho el tiempo que desde esta Asociación han estado luchando con la recogida de más de 10.000 firmas, varias manifestaciones, infinitas reuniones con entidades públicas oficiales y juicios varios para proteger el bien más preciado con el que los bejiseros cuentan, su patrimonio natural y cultural. A ellos se sumó el ayuntamiento que también ha peleado durante estos años por la causa. Ayer, su alcaldesa, María José Madrid, mostraba gran alegría y respiraba más tranquila después de conocer la desestimación final. “Al final ha salido bien la cosa, hemos invertido mucho tiempo y también dinero en pelear por esta causa que, claramente teníamos que defender”. Y es que resaltó Madrid, “en lo que ellos se escudaban que era que el bien común prevalece sobre el bien del municipio, tampoco tenía sentido, ya que con la crisis económica el sector cerámico bajó considerablemente la producción”. Además, la alcaldesa se mostró orgullosa de que esta sentencia “pueda sentar precedente y cualquier otra mercantil que piense la posibilidad, la desestime” y manifestó que “a pesar de todo, el consistorio ha seguido con las prospecciones en la zona y se han identificado nuevas icnitas, para demostrar, además, que se trata de una zona de alto valor ecológico y patrimonial”

Como pilares básicos de su defensa Macián, argumentó que la instalación de la mina podría afectar gravemente al parque natural de Peñaescabia y la fuente de los Cloticos, así como al valle y el cauce del río Canales; al yacimiento de icnitas declaradas BIC y a las pinturas rupestres. Asimismo, destacaba, su instalación repercutiría en la riqueza del pueblo que gira alrededor del agua y del turismo de montaña, al que afectaría directamente. A ello, destacaba, hay que sumar que resultaba sospechoso que “la calidad de las arcillas a extraer son de muy baja calidad, lo que no explicaba el interés de la empresa por la explotación y las intenciones reales”.

Cabe destacar que, durante todo el proceso, en 2009 la Conselleria de cultura realizó un informe desfavorable desde el punto de vista paleontológico contra la instalación de una explotación minera por parte de la empresa en Bejís, ya que “causaría impactos muy negativos sobre el yacimiento” y los Bienes de Interés Cultural del municipio como son las son las icnitas de zona de La Badina, la necrópolis de Collado Girón, el antiguo camino de Arteas así como en Los Arcos.

También en 2006, el Servicio de Patrimonio Arqueológico, Etnológico e Histórico informó de manera desfavorable la ubicación de esta mina, ya que afectaría al yacimiento paleontológico de vertebrados más antiguo de la Comunitat Valenciana.

El informe señalaba que el yacimiento icnológico se vería afectado directamente por las voladuras, tránsito de camiones, polvo y de manera indirecta por “impacto visual negativo al tratarse de una mina a cielo abierto”. Incluso adecuación del camino lindante al yacimiento sería “perjudicial para la integración del mismo y recae dentro del entorno de protección directa en el que están prohibidos los movimientos de tierra”.

Ana Monleón – Foto:José Plasencia

Bejís paraliza la instalación de una mina de arcillan de una mina de arcilla