RANDURIAS

Compromis niega el castellano a niños con autismo

  • El “chantaje lingüístico” de PSOE-Compromís sigue tomando como víctimas a los escolares.
  • El Consell impone el valenciano pese a la negativa de las familias y los informes del gabinete psicológico.

La incesante motivación político-ideológica que ha emprendido el tripartito de izquierdas que gobierna en la Comunidad Valenciana ha hecho mella también entre los alumnos valencianos con necesidades educativas.

La imposición del valenciano en la comunidad educativa, como medio de alienación al más puro estilo independentista catalán, ha llegado a la vecina localidad de Crevillente, donde a dos alumnos diagnosticados con autismo se les niega la enseñanza en castellano, pese a que así se lo recomiendan los psicólogos y pedagogos que les tratan.

ENERSOSTE

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
Las continuas “corrientes dictatoriales” del movimiento Oltra han calado entre los grupos municipales que, lejos de atender a las personas y de procurar por ellas, se dedican a difundir los ideales rancios y sectarios del Consell. Tal y como apunta uno de los progenitores afectados a representantes de PSOE-Compromís:

“Las psicólogas y logopedas que atienden a mi hijo saben también hablar valenciano, pero tras valorar a los niños nos decidimos por la lengua castellana (…) no hay dos niños autistas iguales, todos tienen distintas capacidades (…) para terminar, no sabe cómo me alegro que sus padres pudieran elegir en que línea estudiara su hijo, hoy por hoy los padres de los niños de 3 años en la Comunidad Valenciana NO pueden hacerlo”

El polémico decreto del plurilingüismo o más conocido como “chantaje lingüístico”, por premiar con estudios en inglés sólo a los alumnos que se formen en valenciano, fue suspendido de forma cautelar por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). Pese a todo, el gobierno regional siguió adelante con sus planes, y, apenas diez días antes del inicio del curso escolar, aprobó en el último momento un decreto que, a día de hoy, permite su aplicación en el primer curso de Educación Infantil, también en los municipios del Alto Palancia cuya lengua materna es el castellano.