La Sociedad Artístico Musical de Castellnovo, tras el intenso año de celebraciones de su recién cumplido primer siglo de existencia, volvió a la actividad habitual este sábado, 1 de agosto, en la Plaza de la Comunidad Valenciana de Castellnovo, con el Concierto de Fiestas donde, bajo la dirección de Ricardo Bolós Pérez, nos ofreció el siguiente programa: La primera parte dio comienzo con el pasodoble, de Emilio Cebrián, titulado “Churumbelerías”; continuaron con “Cançons de Mare”, de Rafel Talens, y finalizó con “Gran Fiesta Española”, de Ricardo Vila. La segunda parte, mucho más emotiva y llena de sorpresas, se inició con el pasodoble “Castellnovo”, dedicado a nuestro pueblo por J. Morro y J. Torres; continuando con otro pasodoble, esta vez el titulado “Una vida de músico”, el cual estuvo dedicado al músico de más edad de la banda quien se retiró de ella el año pasado, José María Sánchez, compuesto por, Ricardo Bolós Pérez; para acto seguido pasar a homenajear a todos los jubilados de la banda que todavía están vivos y a quienes se les dedicó “Una tarde entre gitanos”, de Eusebio Segura, y cuando ya todos los asistentes pensaban que el concierto había terminado, nos regalaron con la versión para banda de las “Seguidillas de Castellnovo”, baile típico y popular de nuestro pueblo que fue cantado y bailado al mismo tiempo por el cuadro de jotas de la Agrupación Cultural Memfis, y ya con todo el público plenamente entregado, se pasaron a los himnos regional y local con lo que se dio fin al concierto.

La Sociedad Artístico Musical de Castellnovo tiene sus orígenes allá por el año 1914, gracias a la afición e ilusión de un grupo de vecinos. A lo largo de sus cien años de historia la Sociedad ha participado en numerosos conciertos, certámenes, festivales y diversos tipos de actividades donde la música ha sido el centro indiscutible de interés, logrando, así mismo, importantes premios y reconocimientos, tanto nacionales como internacionales. En la actualidad cuenta con una cuadro artístico compuesto por 65 músicos federados y una banda juvenil de 35 miembros, así como una escuela de 60 alumnos, con 8 profesores y 270 socios.

Sin lugar a dudas la Sociedad Musical de Castellnovo es un emblema imprescindible para la vida cultural y social de nuestro pueblo y, a pesar de su avanzada edad, disfruta de una excelente salud y juventud.

Concierto de Fiestas de la banda

Ancrugon