Los alumnos del taller de empleo Segóbriga VII han adecuado y restaurado la capilla de la Virgen de Gracia y el Ángel Custodio, del siglo XV y que pasó a ser de propiedad municipal a mediados del XVII.

La docena de alumnos del Taller de Empleo del módulo de revestimiento con piezas rígidas por adherencia en la construcción, ha trabajado durante dos meses y medio en la adecuación de la capilla, sobre la que el concejal de patrimonio, Pedro Gómez, dice que ““tiene muy buena estética y una acústica fantástica. Será perfecta para la realización de exposiciones y pequeños conciertos”.

Las obras han consistido en la reparación de revestimientos, de la moldura y de elementos ornamentales, tanto exteriores como interiores. Prestando atención especial al escudo de Segorbe y las hojarascas que lo adornan. También se han pintado el exterior y el interior de la capilla. Los trabajos han requerido un presupuesto de  3.135.

Acceso a la capilla. Foto:IP.

Acceso a la capilla. Foto:IP.

El taller de empleo fue puesto en marcha a finales del pasado año por el Ayuntamiento de Segorbe y la Conselleria de Empleo, que concedió a la ciudad una subvención de 319.500 euros, a los que el gobierno local aportó otros 20.000 euros.

El Taller de Empleo Segóbriga VII cuenta con dos módulos formativos, uno de revestimiento con piezas rígidas por adherencia en la construcción y otro de instalación y mantenimiento de jardines y zonas verdes, en los que durante nueve meses se da formación a un total de 24 desempleados.

La restauración de la capilla concluida ahora se enmarca en el proyecto de recuperación patrimonial del módulo de revestimiento con piezas rígidas por adherencia en la construcción, mientras que los de instalación y mantenimiento de jardines y zonas verdes se han ocupado del paraje municipal de La Esperanza.

La capilla de la Virgen de Gracia y el Ángel Custodio, colindante a la Iglesia de San Pedro, dispone de un espacio diáfano amplio, lo que permite una gran versatilidad en su uso. La recuperación del inmueble culminará en las próximas semanas con la instalación de la iluminación.

La capilla original fue mandada construir hacia 1499 en la Iglesia de San Pedro por Enrique de Aragón y Pimentel, el Infante de Fortuna. A mediados del siglo XVII pasó a ser propiedad de la ciudad. Durante la Guerra Civil, la capilla fue expoliada y la imagen de la Virgen de Gracia robada y, desde entonces, esta capilla ha estado en desuso.

El Taller de Empleo restaura una capilla del XV

Chelo Torrejón.