© Entrevista al ganadero Germán Vidal .-

Lleva con este treinta años encargándose de seleccionar los toros que, día a día, participan en la internacional Entrada de Toros y caballos de la localidad. Germán Vidal comenzó a venir a las Entradas con su padre y ahora, al mando de la ganadería de Cabanes, continúa viviendo de manera especial estos encierros segorbinos que lucen sus toros durante toda la semana.

  • ¿Cómo debe ser un toro que salga en la Entrada?

Lo principal es que sepa ir hermanado con el resto de la manada, que sea noble y también que tenga presencia.

  • Lleva 30 años haciendo la Entrada, desde entonces, ¿Cómo ha cambiado la Entrada de toros de Segorbe?

Se ha sofisticado. Los primeros años venía mucha menos gente, el cambio más fuerte se dio al hacerse de interés turístico internacional que empezó a venir muchísimo más público. Se regularizó mucho más. Para mí ha evolucionado para bien. También ahora son todo toros y empezamos con vacas. Ahora es una entrada mucho más vistosa, porque los toros bajan más despacio que las vacas. Pero, sobre todo, el aumento de gente que viene es lo más llamativo.

  • Y es importante que venga toda esa gente, ¿no?

Es fundamental, si no hubiera tanto público sería muy complicado hacer la Entrada sin barreras, porque la gente, en cierto modo, es la que marca el camino de los toros.

MEDITERRANEA OBRAS
RODOLFO Y VENTURA

  • ¿Cómo prepara Germán Vidal la Entrada de Segorbe?

Es una labor de todo un año, ojeamos los toros que vemos que van hermanados entre sí y los tenemos en cuenta para Segorbe. Hay que tener en cuenta que son animales y siempre se tiene un riesgo, pero intentamos seleccionar aquellos más nobles y también que sean vistosos y con presencia.Entrevista al ganadero Germán Vidal

  • En cuanto a la tría y la subida del río, ¿cómo se organiza? El tema de la tría y la subida del río

Para nosotros es lo más complicado de hacer. Antes los animales subían tranquilos, pero ahora, media hora antes de la entrada, has de subir el ganado entre mucha gente. Para esto también nos toca seleccionar bien las reses en el mismo sentido.

  • En total, ¿cuánto ganado de Germán Vidal participa en Segorbe estos días?

Pues unos 80 o 90 animales entre la tría, la subida del río y los toros que salen en la Entrada, que los cambiamos a diario.

  • ¿Desde dónde ve la Entrada?

Por la tele por la tarde, en directo la he visto creo que nunca. La mayoría de días te quedas en los corrales para que los animales salgan hermanados o abajo en la plaza.

  • Con 30 años haciendo la Entrada, ¿uno se sigue poniendo nervioso?

Nervioso no, pero siempre tengo el gusanillo de lo que pueda pasar. Fíjate que cuando estoy en la plaza y veo que no llegan aunque sea por un par de segundos, ya empiezo a pensar si algún toro se ha podido quedar. Es normal, todos queremos que las cosas nos salgan bien, y tratándose de animales el riesgo es mayor, porque a pesar de que muchos se creen que los pinchamos, no les hacemos nada. Algunos de estos mismos toros son los que anteriormente han estado en los concursos.

  • ¿Es de los que piensa que en Segorbe se produce un milagro en cada Entrada?

En treinta años que llevo aquí, cosas graves que hayan afectado a personas no he vivido ninguna. Sí que se haya corneado a un caballo o rasguños o alguna lesión en personas. Llámalo casualidad o milagro, pero la realidad es que no ha habido hasta el momento problemas.

  • Tal como está la situación taurina, ¿cree que la Entrada peligra?

La Entrada no puede ni debe perderse. Por el resto de fiestas, no creo que se pierdan, pero sí habrá modificaciones y se complicarán modalidades como los toros embolados y toro en cuerda. Cada vez hay más gente que está en contra de los toros y desde pequeños en el colegio ya los educan en contra, pero de ahí a que se pierdan no creo que llegue.

  • ¿Qué maltrato sufre un toro en la Entrada de Toros?

Ninguno. Un toro en la Entrada sufre el mismo estrés cuando corre que pueden tener los caballos, una persona que corre o el albañil que está trabajando a diario en el quinto piso en un andamio.

Entrevista al ganadero Germán Vidal por Ana Monleón