Chelo Torrejón/Segorbe
La celebración del Mercado del Jueves ha aumentado si cabe todavía más el malestar de algunos vecinos y comerciantes de la calle Colón de Segorbe, donde la obras de adecuación del vial provocan los inherentes problemas de suciedad y ruido que toda obra conlleva.

Sin embargo algunos vecinos y comerciantes se quejan de la falta de información y perjuicios para sus negocios que acarrean las obras, pese a reconocer también los beneficios que estás reportaran cuando concluyan.
Así las cosas Quino Peñalver no ha dudado en utilizar las redes sociales para hacer constar su malestar al asegurar en las mismas que “no hemos sido informados, de una manera particularizada, del alcance o solución que se plantea, generando una inseguridad absoluta el desconocimiento acerca de los plazos de ejecución, de las soluciones planteadas durante el tránsito de las mismas en temas de ‪‎aparcamiento y demás o sobre qué medidas se van a tomar para intentar minimizar las ‪‎molestias”

“Sería del todo deseable que obras que afectan a nuestros intereses y patrimonio, obras que puedan ser trascendentes para la organización diaria de cada empresa, obras que pueden generar molestias como la interrupción de servicios de agua, de teléfono, de electricidad, o de generación de ruidos intensos, contaran con una participación pública más activa, una información particularizada a todos los afectados y se intentase consensuar la actuación entre los mismos – sin por ello menoscabar el carácter estratégico de la actuación respecto al turismo de la Ciudad por tratarse del Centro Histórico – o, cuanto menos, intentar minimizar su efecto mediante la información”.
El arreglo de la calle Colón se incluye en la primera fase de adecuación de viales promovida por el Ayuntamiento de Segorbe y la Diputación de Castellón, que se desarrollará durante los años 2015 y 2016.
El proyecto ha sido redactado por el arquitecto Vicente Ordaz Pérez, e incluye la repavimentación de calzadas y aceras en la calle Colón entre el tramo de Santa María y el Seminario, calle Verónica, plaza Cueva Santa, calle Cebrián, calle San Vicente, calle Higueras, calle Navajas, plaza Agua Limpia, calle Marcelino Blasco, plaza General Giménez Salas, entre otras de menor importancia.
La mayor parte de las obras consisten en el ensanche de aceras, la repavimentación del suelo con adoquines o con aglomerados asfálticos y la repavimentación con baldosa en las aceras, aunque entre las más destacadas está el ensanche de las aceras en la calle Colón y calle Pontífices y hasta el número 62 de la calle Colón; reestructurándose y haciéndose más ancha de modo que permita el paso de sillas de ruedas y cochecitos de bebé. La superficie sobre la que se actuará es de 2.360 m2.
El presupuesto global de las obras asciende a 50.000 euros de los que el 50% de las mismas será financiado por el Ayuntamiento de Segorbe y el otro 50% la Diputación Provincial de Castellón.