Moliner inaugura la Llum de la Memòria en Jérica y CaudielMoliner inaugura la Llum de la Memòria en Jérica y Caudiel

La melodía sacada a sus instrumentos por el cuarteto de cuerda de Jérica ha acompañado la apertura de la primera de las cuatro sedes, la antigua Iglesia del Socós en las que mostraran hasta el próximo mes de enero los tesoros artísticos de la magna exposición La Llun de la Memòria,

La muestra, ubicada fisicamente en las localidades de Jérica y Caudiel, ha sido inaugurada esta tarde por el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, la alcaldesa de Jérica,  Marisa Domingo, y el alcalde de Caudiel, Antonio Martínez.

Además el acto también contó con el delegado diocesano de patrimonio , Pere Saborit, la subdelegada del gobierno, Soledad Ten, el presidente de la Mancomunidad del Alto Palancia, Ramón Martínez, y numerosos alcaldes y dirigentes de la comarca.

Esta es la tercera edición de la exposición de arte sacro ‘La Llum de la Memòria’  organizada por la Diputación de Castellón,  con el objetivo de convertirla en  “un auténtico emblema del orgullo de ser de Castellón y un motor de su potencial turístico”. Con esas palabras se ha referido el presidente a la más ambiciosa edición de la mayor exposición de arte sacro restaurado de la provincia que mantendrá expuestas 53 obras de arte en sus cuatro sedes del Alto Palancia hasta el próximo mes de enero de 2019.

“Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro. Y hacer de nuestra memoria patrimonial una oportunidad de futuro es cuidar de nuestros orígenes poniendo en valor lo que somos para que sobre esas bases los pueblos, especialmente del interior, puedan caminar con optimismo hacia un mejor porvenir”.

RANDURIAS

El presidente ha comprobado el espectacular recorrido que ya pueden disfrutar los visitantes de la exposición por las sedes en las que también se ha llevado a cabo un importante trabajo de restauración. Es por ello que ha indicado que “gracias a las manos mágicas de los restauradores de la Diputación hoy podemos disfrutar de este espectacular Camarín de la Virgen en Caudiel, con todo su esplendor como uno de los enclaves más emblemáticos del barroco en nuestra provincia”.

El presidente Moliner  ha asegurado que “con la Llum de la Memòria en Caudiel y Jérica estamos creando más oportunidades para que más gente se acerque a descubrir los auténticos tesoros que tenemos en estos pueblos del interior. Hacemos del cuidado del patrimonio y de su divulgación el mejor reclamo para dinamizar los pueblos, darles más oportunidades de futuro al mismo tiempo que consolidamos el conocimiento de su historia y sus orígenes”.

Y es que hay que tener en cuenta que la III Llum de la Memòria se presenta como la apuesta más ambiciosa de la Diputación de Castellón en su eje estratégico de actuación en torno a la puesta en valor, recuperación y divulgación del patrimonio histórico y artístico como activo al servicio de los municipios de cara a dinamizarlos turísticamente y ayudarles a generar nuevas oportunidades de desarrollo futuro.

Además, tal y como ha indicado el presidente, “la intensa actuación restauradora de la Diputación conlleva de forma intrínseca un alto contenido de orgullo de pertenencia al territorio, pues la recuperación y mantenimiento de estas obras y de estos edificios incide directamente en el mantenimiento y recuperación de la historia de los pueblos, en el conocimiento de su trayectoria histórica y, por lo tanto, en el arraigo de sus gentes a su territorio. Estamos muy orgullosos de nuestro patrimonio y hacemos de él un activo de futuro”.

Cuatro sedes para una gran exposición

La Llum de la Memòria en Caudiel y Jérica se ubicará en un total de cuatro sedes, dos en cada municipio, en las que la Diputación ultima ahora los trabajos para hacer de ellas el “perfecto continente para un contenido espectacular”.

1. IGLESIA CONVENTO CARMELITAS DE CAUDIEL

El convento de Carmelitas Descalzas, igual que el vecino convento de los Agustinos, ahora iglesia parroquial, fue fundado por Pedro Miralles, pero murió antes de ver realizada su obra, siendo sus herederos los que dilataron por espacio de más de cuarenta años su fundación, porque esta se ejecutó el 21 de noviembre de 1671.

El conjunto arquitectónico al estar completamente amurallado da un aspecto robusto y monarcal, llamando poderosamente la atención al visitante que llega a Caudiel.

La Iglesia está construida en masonería y piedra angular; consta de una sola nave con capillas laterales no comunicadas entre si, toda ella decorada al estilo barroco, en las formas que impulsó el arquitecto Juan Bautista Pérez Castiel.

El interior del convento al ser de clausura rara vez puede visitarse, excepto la iglesia y el corazón situado debajo junto al presbiterio y separado de este por una reja de grandes dimensiones; en él puede apreciarse la rica pavimentación de azulejo valenciano del siglo XVIII.

2. IGLESIA PARROQUIAL DE SAN JUAN BAUTISTA. CAUDIEL

Es un templo que corresponde al antiguo convento de los Agustinos, fundado el 1616, por Pere Miralles, igual que el vecino de las carmelitas descalzas. Fue colegio de los agustinos donde se alojaba el noviciado para cursar los estudios de filosofía y arte.

El edificio conventual, después de la desamortización, fue cedido en el pueblo para ayuntamiento, escuela, hospital, etc., mientras que el resto de la obra (iglesia, capilla y camarín) ha llegado a nuestros días prácticamente igual que en sus años fundacionales, erigiéndose en parroquial, en 1866, después de haberse hundido la cúpula de la antigua iglesia parroquia situada en el solar que hoy alberga la nueva Casa de la Villa.

ENERSOSTE

La iglesia es una amplia nave en forma de cruz latina con capillas claustrales comunicadas entre sí y cúpula de media naranja, todo esto de un refinado estilo barroco con extraordinaria decoración de esgrafiados, conectado con las maneras de Joan Baptista Pérez Castiel. La capilla de la Virgen María, se sitúa en uno de los brazos del crucero y a ella se entra por un gran arco con bella decoración barroca de estilo más avanzado que la de la nave y una cúpula circular con elevado tambor. El retablo del altar es una obra excelente, decorado con hojarascas, consolas, angelitos, etc. y cubre todo el ábside.

El Camarín de la Virgen María destaca por su riquísima decoración sobrecargada igualmente de querubines, hojarascas, cintas, espumillones, repisas, etc.

Hay que resaltar el zócalo revestido de azulejo alcorino, más siete lienzos que igual que los anteriores, son obras del pintor manchego Gaspar de la Huerta, resultando todo el conjunto el mejor exponente del barroco a la provincia de Castelló y uno de los mejores del territorio valenciano.

La Diputación de Castellón ha hecho un notable ejercicio de restauración en este punto, una de las joyas del barroco de la provincia, dejando este enclave como uno de los lugares más emblemáticos de la exposición.

3.- IGLESIA DEL SOCÓS DE JÉRICA

El antiguo Convento de Agustinianos del Socós fue fundado el 1570 por fray Rodrigo de Solís en la parte de extramuros de la población de Jérica, y las obras tuvieron que empezar enseguida. Durante la guerra civil del 36 la iglesia conventual, que era del poco que quedaba del convento en este momento, después de la desamortización y los diversos usos a qué fue destinado, fue saqueada y destruida, aunque no totalmente.

La iglesia del convento presenta planta rectangular, con nave central de cuatro crujías con ábside poligonal. Las capillas que se sitúan en el lado de la epístola son de profundidad variable, y en la última intervención se han incorporado las capillas del lado del evangelio. En la primera crujía tenía que existir un corazón elevado, puesto que todavía se pueden observar las arrancadas de los apoyos, en forma de ménsula.

Las vueltas estrelladas surgen de ménsulas y se encuentran separadas por arcos, a pesar de que el deterioro del edificio provocó que en las dos primeras crujías de la nave el sistema de cubierta se realizase por medio de cerchas metálico y cubrimiento de tejado inclinado a dos aguas.

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA

El acceso al templo se realiza a los pies del mismo, por una bella puerta renacentista del siglo XVI.

Las obras: un catálogo de primer orden

La tercera edición de la Llum de la Memòria cuenta con un total de 53 obras distribuidas en un completo recorrido por las cuatro sedes de la exposición. Así, la Iglesia del Convento de Carmelitas cuenta con 15 obras, un total de 18 se pueden disfrutar en la visita a la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista con una completa restauración del espectacular Camarín de la Virgen, 18 obras en la Iglesia del Socós de Jérica y dos en el Museo del municipio, una de ellas el espectacular retablo de San Jorge de 250×198 cm.

Por tipologías, las obras se corresponden con 16 esculturas, un textil con importantes trabajos de restauración, 3 retablos, 10 piezas de orfebrería y un libro.

Incidencia turística

El historial de las dos ediciones anteriores de la Llum de la Memòria en Villahermosa del Río en primer lugar y el pasado 2017 en Castellfort y Benassal confirma la gran incidencia turística que tuvo para esos municipios esta exposición.

Ya en 2017 se consiguió que 11.000 personas visitaran la exposición en el Alt Maestrat, un hito del turismo cultural en el interior de la provincia. Y las previsiones para la actual edición de 2018-2019 apuntan a conseguir cifras históricas y superar las ya conseguidas. Algo para lo que la Diputación volcará todos sus recursos de promoción turística a través del Patronato Provincial de Turismo. De ese modo, el Gobierno Provincial distribuirá material divulgativo y promocional, dará difusión en los medios de comunicación, Redes Sociales y demás soportes comunicativos con tal de generarle la máxima notoriedad a tan importante muestra cultural en nuestra provincia.

Así, también se ha activado la web www.llumdelamemoria.dipcas.es con toda la información.

Chelo Torrejón – Fotos:José Plasencia

Moliner inaugura la Llum de la Memòria en Jérica y Caudiel