© Segorbe celebra un pleno cargado de asuntos nacionales .-

El Ayuntamiento de Segorbe ha decidido invertir 25.000 euros en adquirir un coche eléctrico para fines institucionales, además de otros 32.000 euros en la compra de nuevas tarimas, sillas y jaulas para guardar estas, según el acuerdo plenario adoptado esta mañana por el pleno de la corporación, en el que de lo que más se ha hablado ha sido de temas nacionales.

Además del coche eléctrico el gobierno local también pretende abrir dos estaciones de carga para este tipo de vehículos en la localidad, si bien ni los dirigentes locales ni la nota de prensa emitida al respecto dan detalles de su posible ubicación y del número de coches de este tipo que hay en la localidad para justificar la creación de dichas estaciones.

De lo que sí se ha hablado en el pleno es sobre la adquisición y uso que tendrá el citado vehículo, la primera de las cuales está sujeta a la concesión de una subvención y la segunda dependerá de “las necesidades que pueda tener cualquier empleado municipal para asistir a algún curso y no para que vayan los concejales o el alcalde como me consta que antes ocurría”, según afirmó el alcalde, Rafael Magdalena.

MEDITERRANEA OBRAS
RODOLFO Y VENTURA

Por otro lado la compra de tarimas, sillas y jaulas vendrá a aliviar “la sobrecarga de trabajo que tiene la brigada de obras por culpa de las tarimas y sillas que tenemos, que necesitan de tres o cuatro operarios para moverlas y montarlas. Queremos cambiarlas para no necesitar a tanta gente cuando haya que moverlas. Meterlas en jaulas, llevarlas a quién nos las solicite, que se hagan cargo de ellas y así en lugar de muchos operarios solo  necesitaremos a una sola persona para ir a recogerlas, porque las brigadas pierden mucho tiempo llevando y trayendo sillas y mesas”, según explicó el edil, Luis Gil.

La financiación de estas actuaciones procede de la modificación de créditos  por valor de 180.110 euros aprobada por el pleno con el voto de calidad del alcalde ante la ausencia del concejal Kike Máñez.

La reparación de la avería en los sistemas de depuración del Segóbriga Park, por la que fue cerrada una semana antes de lo previsto,  la adquisición de algunos terrenos utilizados como invernaderos por el IES Alto Palancia, el asfaltado de calles sin determinar, la ejecución de la segunda fase de la senda peatonal Segorbe-Peñalba y la amortización de prestamos son el resto de inversiones que saldrán de los fondos de la modificación presupuestaria.

Pero los doce concejales asistentes al pleno de lo que más han hablado hoy sin llegar a demasiados acuerdos, ha sido sobre rotulación de calles, terrorismo, unidad nacional, independentismo y respaldo a las fuerzas de seguridad.

Todos estos temas han sido tratados en la cámara a raíz de las mociones presentadas por el PP, dos de las cuales han sido modificadas y hecho propias por el gobierno local mediante la presentación de  enmiendas de sustitución.

Así el Pacto al a Segorbina ha desestimado dedicar una calle a Miguel Ángel Blanco como proponía el PP y acordado rotular “un espacio público, calle o plaza, para que sea representativa de convivencia libre, y en contra de cualquier tipo de violencia. Que recuerde a todas las víctimas, ya sean de ETA, del GAL o de quién sea ”, afirmó Magdalena.

La defensa de la unidad territorial nacional frente a los desafíos independentistas y la de apoyo a los agentes de las fuerzas de seguridad y condena del acoso sistemático al que se les está sometiendo en Cataluña, fueron otras de las mociones sobre las que debatieron los concejales, de tal forma que a la primera de ellas los gobernantes locales plantearon una enmienda que prosperó con el voto de calidad del alcalde y la segunda fue aprobada después de que el PP aceptará eliminar un punto que hablaba de “los instrumentos del Estado de Derecho y consiguiente separación de poderes”.

Por último el pleno designó los días 29 y 31 de agosto como festivos locales para el año 2018, aprobó una moción de condena a las amenazas de muerte proferidas contra dos concejales del PP por un exdirigente de IU; además de trasladar al 5 de diciembre de 2017 el pleno ordinario que teóricamente se debía celebrar el día 6.

Chelo Torrejón 

Segorbe celebra un pleno cargado de asuntos nacionales