Solo Altura impartirá el islam en el colegio público

MUSICAL CAMPOS
Ni Segorbe ni Almassora. Altura será finalmente la única de las localidades de la provincia de Castellón que, de cara al próximo curso escolar, comience a impartir en su colegio público la religión islámica como asignatura. Una oferta educativa que se sumará a la religión católica y a la asignatura de valores y que, durante el último mes, ha tenido a la comunidad educativa, a políticos y a los padres del alumnado en vilo hasta que el miércoles pasado el director territorial, Robert Roig, acudió hasta la población para intentar apaciguar los ánimos y el malestar general y aclarar todas las dudas en el Consejo Escolar Municipal.

Así las cosas, la decisión no ha pasado desapercibida para vecinos y padres de esta población palantina que ayer pidieron en la asamblea celebrada para la comunidad educativa _donde acudieron los inspectores, los padres y los maestros_ saber a dónde acudir para obtener información, poder interponer sus quejas y solicitar que se paralice la implantación hasta contar con más información y poder mostrarse a favor o en contra de esta iniciativa que hará que el centro alturano se “diferencie” del resto de colegios de la Comunitat.

Y es justamente esta distinción, que el ayuntamiento y algunos de los padres argumentaban como “algo positivo que ayuda a la integración, inclusión y que muestra la diversidad plural en la sociedad”, la que, por otro lado, hace que la mayoría de padres se muestren en contra de que en el Centro se imparta cualquier tipo de religión, apostando por una escuela laica y aconfesional. Una posición que también defendió en su día y ratificaba ayer el alcalde, Miguel López, aunque alegaba que, “si se ha de cumplir la ley, todos los alumnos tienen derecho a poder elegir”.

ENERSOSTE

También los hay quienes directamente han mostrado su rechazo en contra de la iniciativa “experimental” a través de las redes sociales o en las administraciones, presentando escritos y firmas en el ayuntamiento y en el colegio con el fin de evitar que se implante en el CEIP Virgen de Gracia, la religión islámica argumentando “que atenta contra los derechos de la mujer” o por las formas de hacerlo, que suponen más bien “una imposición del Consell” para lo cual no se ha pedido opinión ni a los padres, ni a educadores.

Una forma de implantarla que ayer defendía el alcalde socialista, explicando que “se trata del cumplimiento de la LOMCE y, como dijo el director territorial en el consejo, tampoco debe pedirse opinión a nadie”. López quiso dejar claro que se trata de un tema educativo, no político, apuntó que todavía no hay un documento oficial por escrito que diga que es Altura la población y que todavía no hay constancia de cómo se va a implantar.

Por su parte, alrededor de 40 familias fueron ayer las que acudieron a la asamblea educativa en la que no se permitió la estancia ni a prensa ni a representantes políticos (alegando que se trataba de una reunión informativa para los padres implicados). La misma tuvo lugar tras el claustro celebrado con los dos inspectores de zona donde informaron a los maestros de la legislación y la información con la que se cuenta hasta el momento para llevar a cabo la implantación.

En la asamblea, muchas fueron las preguntas formuladas por los padres a los inspectores de zona para conocer el porqué de que sea Altura, un pequeño pueblo con 350 alumnos en el único colegio de la localidad, la localidad escogida para implantar esta experiencia piloto que, se supone, servirá para extrapolar al resto de municipios de la Comunitat.

Desde conselleria defendieron la elección de la población el miércoles en el Consejo apuntando que se trata de una localidad con un solo centro educativo, ninguno concertado y que, además, el índice de escolares árabes matriculados supone casi el 22% del alumnado total del centro. Unos criterios que ayer no convencían a varios de los padres asistentes de los que, parece ser, habrían presentado incluso la baja en la matriculación de más de una decena de niños en el centro, según ha podido conocer este rotativo.

Por otro lado, el PP de Altura mostró ayer de manera frontal su oposición a la implantación. La presidenta de los populares alturanos, Teresa Máñez, argumentó que “la mayoría de los padres estamos en contra de la implantación de la enseñanza del islam en el colegio y vamos a llevar a cabo las acciones que sean necesarias para que el Consell retire la propuesta.

Máñez afirmó que no se van a quedar de brazos cruzados y afeó que ni el alcalde ni Conselleria haya preguntado antes de imponer el islam, poniendo incluso dificultades a los vecinos para presentar sus quejas en contra”.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
Los populares lamentaron que “mientras en Segorbe y en Almassora sus alcaldes se han enfrentado al Consell para que no se implante el islam en sus colegios, el de Altura se ha situado, una vez más, al lado de los intereses de Ximo Puig y Mónica Oltra y en contra de Altura”.

Desde el PP de Altura lamentaron el agravio comparativo del Consell entre la religión católica, mayoritaria en España, y el islam: “Quieren que nuestros hijos estudien una religión que es la nuestra y, por el contrario, intentan una y otra vez eliminar la religión católica de los colegios y que no sea computable en el currículum de nuestros hijos”, comentaron.

Ana Monleón – Foto:Jose Plasencia