© Viver pone en valor una villa romana descubierta en su término .-

El Ayuntamiento de Viver ha finalizado el proyecto de puesta en valor del yacimiento romano  El Prado de la localidad, que comenzó a realizarse el pasado mes de diciembre y tenía como principal objetivo la documentación, limpieza y consolidación de las estructuras excavadas.

Se trata de una antigua villa romana, ubicada en la partida de los Cabillos, a unos tres kilómetros del núcleo poblacional que el consistorio pretende ahora adecuar como atractivo turístico y convertirlo en una de las zonas de interés turístico de la localidad.

Tal como apuntaron desde el ayuntamiento la labor pasa ahora por realizar la segunda fase de este proyecto que irá destinada a la difusión del yacimiento entre el público. En este sentido, desde la web municipal el consistorio ha creado un enlace a un modelo fotogramétrico 3D interactivo en el que se pueden conocer los restos excavados de la villa romana con las anotaciones informativas.

Asimismo, desde el ayuntamiento se ha preparado una excursión para, el próximo 28 de julio, visitar este yacimiento y conocer los trabajos que se han realizado para su puesta en valor.

Desde el ayuntamiento explicaron a que “pese a que se excavaron varios sondeos arqueológicos, solo se ha intervenido en el denominado “sondeo central”,  donde se excavó un área de 175 m2, que permitió la documentación e identificación de diversas estructuras y zonas”. Así pues, informaron, dentro del sondeo podemos ver un pequeño edificio termal (balneum), con las diferentes estancias que lo identifican, además de otras zonas interpretadas como vivienda o zona de trabajo.

Cabe destacar que este yacimiento salió a la luz en 2007, después de la realización de las catas para ejecutar las excavaciones para la colocación del montaje de varias torres eléctricas de evacuación del parque eólico de la zona seis. Tras las catas, los arqueólogos detectaron esta villa, de las más antiguas que conserva el municipio que, ahora, subvencionada por el propio ayuntamiento en una primera fase de actuación por un total de 15.000 euros, ha puesto en valor bajo la dirección del arqueólogo Manuel Molina.  

Las labores de recuperación comenzaron con la limpieza arqueológica de las estructuras, y continuarán con la reparación y levantamiento de algunos muros, y la colocación de paneles informativos, lo que permitirá al visitante entender los restos.  

RODOLFO Y VENTURA
MEDITERRANEA OBRAS

Sería hace tres años, cuando el consistorio viverense adquiriese las parcelas en las que se hallaron los restos con el fin de poner en valor este patrimonio histórico y convertirlo en un atractivo turístico. Para ello, los restos fueron además declarados bien de relevancia local y fueron vallados de manera perimetral para, en la medida de lo posible, preservar su conservación. Sin embargo, la falta de protección de los restos desde su descubrimiento ha provocado durante los últimos años una rápida erosión del yacimiento en muros y estructuras, con un serio peligro de desaparición.

El yacimiento de El Prado fue documentado como una villa romana de tipo agrícola, del periodo Alto Imperial (ss. I – III d.C.), en la que se exhumaron diversos espacios y zonas de uso, como un pequeño complejo termal (balnea) o un patio porticado en la zona residencial.

Viver pone en valor una villa romana descubierta en su término
Ana Monleón