Un total de trece poblaciones de la comarca del Alto Palancia recibirán un adelanto económico de la Diputación Provincial de Castellón, para agilizar su liquidez y que estos puedan acometer obras y pagar a sus provehedores.

Dichas poblaciones son las de Algimia de Almonacid, Almedíjar, Altura, Azuébar, Bejís, Castellnovo, Caudiel, Gaibiel, Geldo, Navajas, Soneja, Teresa, Viver,

Y es que la Diputación de Castellón ha dado orden para habilitar un adelanto de tesorería de más de 43 millones de euros que irán a manos de 69 municipios y dos consorcios desde este mismo mes de enero, lo que les permitirá contar una importante cantidad de para que puedan acometer ya inversiones en beneficio de los ciudadanos.

Se trata de un montante económico que se remitirá a todos los pueblos que solicitaron formalmente esta medida, unas partidas que “suponen un colchón importante para que nuestros pueblos tengan ya la opción de tener cantidades con las que afrontar ya con tranquilidad pagos a proveedores y actuaciones que consideren prioritarias”, según destaca el presidente de la institución provincial, José Martí.

Este adelanto de tesorería, que se realiza con interés cero para los ayuntamientos ya que no es necesario pedir préstamo algo, se activa con aquellos ayuntamientos que tienen cedido el servicio de recaudación a la diputación y que han formalizado el modelo de solicitud que se les facilitó el pasado año.

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA

En el modelo se deja constancia la posibilidad de que los municipios puedan recibir en enero hasta el 75 por ciento del importe de las futuras recaudaciones previstas en impuestos y tasas municipales, como pueden ser el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). Aunque está marcado en el calendario la segunda quincena de enero como tope para comenzar a adelantar el dinero, ya hay ayuntamientos que han comenzado a recibir los fondos.

Para José Martí, “estamos ante un claro ejemplo del papel que debe desempeñar la Diputación para estar al lado de nuestros pueblos, porque operaciones como estas nos permiten facilitar la gestión municipal de los ayuntamientos, que desde ya mismo cuentan con unos fondos que son básicos para el día a día”.

Liquidez

El diputado provincial de Hacienda, Santiago Agustí, ha destacado que este esfuerzo de gestión económica “permite que los ayuntamientos tengan liquidez los primeros días del año, lo que demuestra la apuesta prioritaria de esta diputación por facilitar y ayudas a los municipios”.

El anticipo sobre la recaudación de los tributos locales beneficia en este caso a 69 municipios y dos consorcios provinciales de residuos, todo ello por un montante de 43.071.479 euros. Destacan por ejemplo pueblos pequeños como Villores, que reciben ya 6.597 euros, o algunos de mayor tamaño como Vinaròs, que con esta medida logran disponer de forma adelantada de más de 7,2 millones de euros.

Chelo Torrejón