La vicepresidenta de la Diputación de Castellón y diputada de Bienestar Social, Patricia Puerta, ha informado que a partir de este mes de septiembre se abrirán 10 nuevos centros de promoción de la autonomía personal -anteriormente conocidos como unidades de respiro- a lo largo del interior provincial. Esta importante medida es posible gracias a la ampliación, promovida por la propia Puerta, del presupuesto destinado al fomento del envejecimiento activo, al pasar de los 670.000 a los 730.000 euros este 2020.

Los municipios que se beneficiarán son Villanueva de Viver, Geldo, Algimia de Almonacid, Torás, Sant Rafael del Riu, la Serratella, Herbers, la Torre d’en Besora, la Todolella y Cortes de Arenoso. La ampliación de la red pública de estos centros de promoción de autonomía personal no ha dejado ningún municipio fuera, “puesto que hemos concedido el servicio a todos los ayuntamientos que lo han solicitado a través de la convocatoria pública”, ha indicado Puerta. Con la incorporación de estos 10 ya son 89 los municipios de menos de 10.000 habitantes que reciben la ayuda de la Diputación Provincial para el desarrollo de este servicio.

Patricia Puerta considera que “hay que seguir apostando por aumentar los servicios públicos como política para fijar la población en el interior y, más en especial, para mejorar la calidad de vida de las personas mayores de nuestros pueblos, que tienen en estos centros un lugar de referencia donde trabajar sus capacidades físicas y cognitivas en un entorno de envejecimiento sano y activo”.

Además del aumento en el número de servicios de promoción de la autonomía personal, la vicepresidenta también ha hecho mención a que, recientemente, se ha efectuado el pago de la subvención –se han transferido 600.000 euros– a todos los ayuntamientos que ofrecen esta prestación. La ayuda incluye la totalidad de los meses del año, pues, según ha recordado, se reelaboraron las bases para incluir también los servicios no-presenciales a los que se vieron abocadas todos los centros con el cierre impuesto por el Estado de Alarma. “Así hemos conseguido mantener todos los puestos de trabajo, que son más de 80, y que la rutina y el seguimiento personal de cada uno de los usuarios y usuarias continuara desde casa”.

De igual manera, la Diputación también ha impulsado subvenciones por un importe de 48.000 euros para adecuar las instalaciones que acogen estos servicios, “las cuales servirán también para sufragar los gastos que han supuesto la adaptación de los centros a la nueva realidad del coronavirus”.

Patricia Puerta ha recordado que uno de los objetivos marcados por la nueva corporación fue “el regularizar el servicio de las unidades de respiro para darles cobertura legal”. Después de muchos meses y muchas conversaciones con la Generalitat, las unidades de respiro ya están reconocidas con la nomenclatura de servicios de promoción de la autonomía personal y todas sus funciones se encuentran validadas.

Gabinete provincial

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA