Se levanta el telón y las luces tiemblan en el escenario mágico. Suenan las voces como una melodía, palabras alzadas en alto como un manantial de sueños, cristalizados en el arte del vocablo, en las posturas, en los semblantes, en los movimientos de una interpretación sincronizada. Rostros reflejando momentos brillantes de la obra, en una progresión de escenas monumentales. Interpretaciones en cadena, doradas como las luces que llenan cada escena.

La vida es un poema. Y hay expectación brillante. Y si hay un nuevo acto para mi, que venga, quiero que llene mi espíritu con el arte de «Los Figurantes», lienzo arrebatador, divertido, como un sueño idílico, delicioso y lírico. Obra magistralmente dirigida por Mafalda Bellido Monterde.

A la Escuela de Teatro de Segorbe

Luis Gispert.