abre la Puerta Santa de la Catedral

Desfile procesional hasta la Catedral. Foto:J.Plasencia.

El Obispo de Segorbe – Castellón, Casimiro López Llorente, ha abierto hoy la Puerta Santa de la Catedral Basílica del primer templo de la diócesis, dando comienzo al Jubileo de la Misericordia, en una magna ceremonia eclesiástica en la que han participado un buen número de fieles de varios pueblos de la provincia.

Con la llamada de la campana de Nuestro Señor desde lo alto de la torre campanario, la ceremonia se inició en la iglesia del Real Seminario Conciliar de Segorbe, con la lectura de la bula papal con la que el pontífice Francisco I convocaba el Año Santo, continuando una procesión que a través del portal de la Verónica siguió hasta la Catedral.

Más de 1.200 personas han llenado la Catedral. Foto:José Plasencia.

Más de 1.500 personas han llenado la Catedral. Foto:José Plasencia.

Ya en el claustro, el prelado abrió la Puerta Santa del jubileo extraordinario de la Misericordia de Dios, de gran simbolismo para los cristianos, “ya que los que la atraviesen invocando la misericordia de Dios, la obtendrán tras pedir perdón por sus faltas y pecados”.

La apertura de la puerta, que comunica el claustro con el templo, permitió el paso de fieles que poco fueron llenando la nave de la iglesia. Sobre el dintel y con letras doradas, se ha colocado la inscripción “Puerta Santa 2016. Año de la Misericordia”, y en una urna de metacrilato, un icono del rostro de Cristo “que recuerde la Misericordia divina expresada en el Hijo de Dios”, según fuentes catedralicias. Se trata de una obra del siglo XV del artista Italiano Antoniazzo Romano.

123 sacerdotes han participado en la celebración. Foto:J.Plasencia

123 sacerdotes han participado en la celebración. Foto:J.Plasencia

Se calcula que la ceremonia posterior fue seguida por cerca de 1.500 personas y concelebrada por más de un centenar de sacerdotes, entre los que se encontraban los cabildos de la Catedral de Segorbe y la Concatedral de Castellón.

El Jubileo, que se extenderá hasta el 20 de diciembre de 2016, “es un momento de gracia y renovación espiritual de todo el pueblo de Dios, que ha sido convocado bajo el lema “Misericordiosos como el Padre”, para que todos seamos capaces de anunciar la Misericordia del Señor” señalaron fuentes del cabildo catedralicio.

“Atravesando la Puerta Santa acogeremos la misericordia de Dios para comprometernos a ser misericordiosos con los demás como el Padre es misericordioso con sus hijos”, señaló el obispo en la homilía.

El obispo abre la Puerta Santa de la Catedral

Rafael Martín