Abren al tráfico  la CV-200, en la que la Diputación Provincial ha invertido un total de 1.500.000 euros. La adecuación de la carretera pone fin a una vieja reivindicación y mejora considerablemente las expectativas económicas y turísticas de los municipios de Segorbe, Castellnovo, Algimia de Almonacid y Vall de Almonacid.

La Diputación de Castellón abrirá al tráfico esta próxima semana que estamos a punto de comenzar la carretera CV-200, que une los municipios de Castellnovo y Segorbe, en cuyos trabajos de mejora y remodelación la administración provincial ha invertido 738.000 euros.

Las obras han afectado a una longitud global de 1.141 metros, en los que se “ha incrementado la seguridad vial en una vía muy empleada por los vecinos de la comarca del Alto Palancia”, según afirmó el vicepresidente del ente, Miguel Barrachina.

La apertura del vial viene a coincidir en el tiempo con la celebración de la Feria de la Purísima de Segorbe, que atrae hasta la ciudad a miles de vecinos de la comarca, por lo que la misma “servirá de puesta de largo de la carretera y contribuirá a mejorar la economía y el turismo”

El proyecto, para el que el Ayuntamiento de Segorbe tuvo que adquirir el pasado año varias parcelas pertenecientes a un total de 39 propietarios, es muy importantes “ya no tan sólo para Segorbe y Castellnovo sino para toda la comarca y, sin ir más lejos, para los alumnos y familias del colegio Pintor Camarón que usan esta importante vía comarcal y que, con la intervención, ganarán en seguridad. De hecho se trata de una zona con mucho tráfico por lo que mejorando las comunicaciones lograremos abrir nuevas oportunidades de desarrollo para la zona”, afirmó Barrachina.

Así las cosas estas últimas obras de acondicionamiento del vial viene a completar las intervenciones ya realizadas el pasado año a lo largo de los tres kilómetros del trazado , en las que la institución provincial ha invertido un presupuesto superior a 1.500.000 euros.

Abren al tráfico la CV-200

Chelo Torrejón.