Abren las compuertas del Regajo

Tienen que rescatar una maquina del pantano. Foto:A.M.

Abren las compuertas del Regajo como medida de prevención y una maquina tiene que ser rescatada por una grúa junto a la presa.

Responsables de la Confederación Hidrográfica del Júcar han procedido a la apertura parcial de las compuertas del pantano del Regajo, situado en término municipal de Jérica, con la finalidad de regular la acumulación de agua procedente del río Palancia y la rambla de Gaibiel, en el que por otro lado una maquina que realizaba obras junto a la presa ha tenido que ser sacada por una grúa sobre las tres de la tarde.

Las compuertas han sido abiertas para regular el pantano antes de que éste llegará al límite de su capacidad, con el fin de controlar los perímetros de vaciado como medida de prevención por si continua lloviendo.

Como consecuencia de las lluvias que desde el pasado sábado viene registrando la comarca de Segorbe, el río viene registrando un caudal crecido y el embalse se encuentra prácticamente al máximo de su capacidad.

Fuentes de Confederación han cifrado el caudal de desembalse en 15 metros cúbicos por segundo.

Río Palancia a su paso por Segorbe. Foto:R:Martín.

Río Palancia a su paso por Segorbe. Foto:R:Martín.

Por la crecida del río y la apertura de las compuertas, se ha dado a aviso a los ayuntamientos cuyos términos municipales se encuentran en el cauce fluvial, como medida preventiva.

También está experimentando una crecida importante el río Chico y las ramblas Seca y de Capuchinos, afluentes todos ellos del Palancia.

Desde la alcaldía se ha solicitado la colaboración de los ciudadanos para que adopten todo tipo de precauciones en la zona inundable del río Palancia, evitando pasar por los cruces de carreteras o caminos en vado con la corriente del río.

Desde el pasado mes de marzo, el río no había experimentado una crecida tan importante como proceder al desembalse del pantano.

El Palancia a la altura de Gledo. Foto:A.Ibáñez.

El Palancia a la altura de Geldo. Foto:A.Ibáñez.

Abren las compuertas del Regajo

Rafael Martín/ Chelo Torrejón