© Adif hace mejoras en la línea férrea Zaragoza-Valencia .-

El Ministerio de Fomento ha informado hoy que Adif ha finalizado las operaciones para la puesta en servicio del sistema de comunicaciones tren-tierra en el tramo Arañales de Muel-Caminreal, de 90 km de longitud, con lo que se completa la implementación de este equipamiento en toda la línea Zaragoza-Valencia que atraviesa longitudinalmente la comarca del Palancia.

La incorporación de este sistema comporta importantes mejoras en las condiciones de explotación, ya que aumenta la disponibilidad de la infraestructura, incrementa la seguridad, reduce los costes de transporte y el tiempo de respuesta en caso de incidencia, y permite potenciar los tráficos de mercancías en esta línea.

Este proyecto se enmarca en el convenio de colaboración firmado en junio de 2015 entre el Ministerio de Fomento, el Gobierno de Aragón y Adif, para el desarrollo de actuaciones de mejora en la gestión y en las instalaciones ferroviarias entre Sagunto y Zaragoza.

De este modo, se alcanza un hito relevante en el cumplimiento de los compromisos anunciados por el Ministerio de Fomento para la potenciación de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, a través de un plan integral de mejora al que, con carácter plurianual, se destinará una inversión aproximada de 335 millones de euros.

Este plan tiene como principales objetivos la mejora del conjunto de infraestructuras ferroviarias, con el objetivo de potenciar la capacidad y competitividad de esta línea, tanto las circulaciones de viajeros como de mercancías, además de captar nuevos tráficos, así como aumentar la fiabilidad de la línea y reducir la probabilidad de incidencias.

Hasta el momento, y tal como se detalló por parte de Adif en la última reunión de la comisión de seguimiento del proyecto del Corredor Cantábrico-Mediterráneo celebrada en octubre en Zaragoza, el avance en el cumplimiento de estos compromisos para la mejora integral de la línea Zaragoza-Teruel-Segorbe-Sagunto-Valencia han permitido reducir los tiempos de viaje hasta 23 minutos para los trenes de viajeros y un máximo de 3 horas para los servicios de mercancías.

Avance en el cumplimiento de las actuaciones comprometidas

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
La mejora de la fiabilidad, la incorporación de nuevos servicios de mercancías y la reducción de los tiempos de viaje han sido posibles tras la culminación de diferentes actuaciones, entre las que destaca la finalización de las obras para la eliminación de ocho Limitaciones Temporales de Velocidad (LTV) entre Teruel y Barracas y la instalación progresiva del sistema tren-tierra hasta alcanzar 178 km entre Teruel y la Bifurcación situada a la salida de Zaragoza.

También destaca el traslado de la visualización del trayecto Caminreal-Bifurcación Teruel desde el Control de Tráfico Centralizado (CTC) de Valencia-Fuente de San Luís al de Zaragoza-Portillo.

Por otro lado, Adif ya está ultimando la redacción de los proyectos de renovación y adaptación integral de la línea. Entre las principales actuaciones, destaca la ejecución de obras de mejora en diferentes puntos de la infraestructura -estructuras, vía y terraplenes- tras una inspección previa del conjunto de elementos para identificar las zonas a renovar y adecuar en el tramo Sagunto-Teruel-Caminreal.

Del mismo modo, en breve plazo finalizará la redacción de los proyectos para la creación de apartaderos para trenes de mercancías de 750 m en las estaciones de Estivella, Navajas, Puebla de Valverde, Teruel, Ferreruela y Cariñena.

Por otro lado, y entre las próximas actuaciones a realizar, destaca el inicio durante el primer trimestre de 2018 de las obras para aumentar la capacidad portante y posibilitar así un incremento de la carga por eje de los trenes hasta las 22,5 Tn. Estos trabajos, que está previsto finalizar en septiembre del próximo año, tienen un presupuesto de 1,3 millones de euros.

Los trabajos consistirán en la renovación de once estructuras situadas entre Teruel y Sagunto: un puente metálico en el tramo Estivella-Sagunto, y dos losas y ocho puentes de hormigón, ubicados en los tramos Teruel-Caparrates (1), Caparrates-Puerto Escandón (2), Puerto Escandón-La Puebla de Valverde (1), La Puebla de Valverde-Sarrión (1), Mora de Rubielos-Barracas (2), Barracas-Masadas Blancas (1), Masadas Blancas-Caudiel (1) y Algar-Estivella (1).

Por último y de acuerdo con el cronograma actual, también en próximas fechas está previsto licitar la redacción de nuevos proyectos para la electrificación de la línea y para la adecuación de las instalaciones de seguridad y comunicaciones.

Este plan integral, una vez completadas las actuaciones, permitirá a la línea incrementar la capacidad de tráficos, reducir de forma sustancial los tiempos de viaje, una mayor competitividad de los servicios de mercancías, un incremento de la velocidad máxima de circulación, el aumento de la eficiencia en el transporte, la incorporación de trenes eléctricos, mejores parámetros de seguridad, fiabilidad y el confort, y una reducción de incidencias e interoperabilidad con los corredores Atlántico y Mediterráneo.

Rafael Martín – Foto:José Plasencia

Adif hace mejoras en la línea férrea Zaragoza-Valencia