Hasta hace poco más de un año ésta era una obra que parecía imposible, dadas las dificultades técnicas, desavenencias políticas y problemas medioambientales del mismo, aunque finalmente la adecuación y arreglo de la carretera Segorbe Castellnovo, la  CV-200, se hará realidad después de la adjudicación de las obras formalizada por la Diputación de Castellón.

Y es que la Administración Provincial ha adjudicado la obras de la carretera que une Castellnovo y Segorbe por un importe de 738.000 euros, lo que representa una baja superior a los 190.000 euros respecto al presupuesto de licitación de 925.000 euros.

Las obras en este vial han sido una sucesión de intervenciones que han permitido acondicionar todo el trazado, de algo más de tres kilómetros, desde la ciudad de Segorbe hasta el municipio de Castellnovo.

Adjudican la CV-200

Adjudican la CV-200
Adjudican la CV-200. Foto: J. Plasencia

Por ello a la obra que ahora se acaba de adjudicar, hay que añadir las que se han llevado a cabo, por un importe de 760.000, en el último año y que en total suman 1.500.000 euros que permitirán acondicionar toda la carretera para aumentar la seguridad vial de los usuarios.

Los trabajos tendrán que ser realizados por la empresa adjudicataria en un plazo máximo de cinco meses. La mejora y el acondicionamiento de esta carretera, satisface las necesidades de los vecinos de Segorbe y Castellnovo canalizadas a través de los respectivos alcalde y alcaldesa.

El vicepresidente de la Diputación Miguel Barrachina, ha destacado que “la apuesta de Diputación de Castellón por los municipios de nuestra comarca es la más importante de la historia. La carretera Segorbe-Castellnovo es una gran muestra de ello. Esta importante obra, hará más cómodo y seguro el tránsito para los vecinos de estas dos poblaciones, para la comunidad educativa del colegio público Pintor Camarón, y también para vecinos de Almedijar, Alcudia de Veo, Aín, Peñalba, Vall, Algimia o Matet que la usan con frecuencia”.

Chelo Torrejón.