Como muchos de los pueblos del interior de la provincia de Castellón, el municipio de Almedíjar ha sufrido, desde inicios del siglo pasado, una gran pérdida de su población, de forma abrupta y sostenida, consecuencia de la emigración de su población activa hacia los centros urbanos.
Sin embargo, estos últimos años y gracias a las actividades de dinamización desarrolladas por varias entidades y asociaciones del municipio, Almedíjar está viviendo muchos cambios: instalación de nuevos vecinos, interesados en desarrollar su proyecto de vida en el pueblo y reapertura de la escuela en 2020.
La llegada de nuevos vecinos representa una gran oportunidad y, al mismo tiempo, un reto importante para seguir construyendo un pueblo abierto y participativo alrededor de un proyecto compartido por el conjunto de sus habitantes.
Considerando esta realidad, el Ayuntamiento de Almedíjar está desarrollando una serie de actividades con el objetivo de fomentar la convivencia entre vecinos de la localidad.
JOYERIA ROYO
Esta iniciativa, financiada por la Generalitat Valenciana (Subvenciones destinadas a apoyar la realización de actividades ligadas a la captación de nuevas personas residentes en los municipios beneficiarios de la línea específica del Fondo de Cooperación Municipal para la Lucha contra el Despoblamiento de los Municipios de la Comunitat Valenciana), está dinamizada por la cooperativa Canopia Coop. V. / Espacio de Encuentros Rurales La Surera.
Grégory Damman