©  Alto Palancia estará cardioprotegido .-

La Diputación de Castellón implicará a los 135 municipios de la provincia, entre ellos los pertenecientes a la comarca del Alto Palancia, en el desarrollo de su ambicioso Programa de Prevención de Riesgo Cardiovascular ‘Provincia de Castellón: territorio cardioprotegido’ con tal de que éste sea lo más efectivo posible a la hora de salvar vidas en la provincia.

Así, los técnicos de la Diputación están ultimando un cuestionario que enviarán en los próximos días a todos los ayuntamientos de Castellón para analizar la demanda y perfilar las necesidades de todos y cada uno de los municipios.

Sobre esto el presidente de la Diputación Provincial, Javier Moliner ha destacado que “Castellón se va a convertir en la primera provincia española en tener el 100% de su territorio cardioprotegido. Todos los pueblos van a contar con el equipamiento para atajar una parada cardiorrespiratoria de un ciudadano allá donde éste se encuentre. Además de dotar de este equipamiento, desde la Diputación vamos a prestar la formación en todos los pueblos para que con esta iniciativa se puedan salvar muchas vidas, que es lo más importante”.

Con tal de agilizar al máximo la puesta en marcha del programa, se desarrollará de forma inmediata un análisis de la demanda y registro de recursos de cardioprotección actualmente habilitados en los 135 municipios de la provincia; la manifestación explícita de la voluntad de adhesión municipal al programa; la fundamentación sociosanitaria, en su caso, de la necesidad de prever la ubicación de DESAs en núcleos de población distintos de los cascos urbanos; y la previsión municipal en cuanto al perfil profesional, laboral o institucional de las operadoras locales de DESA no sanitarios.

ESCUELA DE DANZA
La diputada de Acción Social, Elena Vicente-Ruiz, ha explicado que “ser un territorio cardioprotegido va más allá de comprar y repartir desfibriladores. Nos implicamos al 100% con todos los pueblos y queremos no sólo sufragar la compra de estos equipamientos, sino que nos propongan dónde ubicarlos, cuántos necesitan, qué personas creen que son las más adecuadas para manejarlos y por lo tanto recibir la formación adecuada para su utilización”.

“En definitiva, todos los aspectos que los propios ayuntamientos consideren indispensables para que la respuesta de la Diputación a través de este ambicioso programa sirva para salvar muchas vidas”.

A través de esta iniciativa de la Diputación, Castellón se va a convertir en la primera provincia española en tener el 100% de su territorio cardioprotegido. Hasta un máximo de ocho personas formadas por municipio

El compromiso de la Diputación con aplicar de la mejor forma esta iniciativa conlleva la formación de hasta ocho personas por municipio para el óptimo manejo de los dispositivos desfibriladores.

Al respecto, Vicente-Ruiz ha explicado que “depende mucho del tamaño y de las características de cada pueblo, y serán los propios ayuntamientos los que nos propongan esas personas, pues nadie mejor que la administración más cercana para ello”.

Hay que tener en cuenta que la intervención de los dispositivos DESA aportan al enfermo unos notables índices de supervivencia en casos de parada cardiorrespiratoria, no previsibles sin la posibilidad de su inmediata utilización.

A través de esta ambiciosa iniciativa, la Diputación de Castellón prevé asegurar la disponibilidad de estos equipos en todos los municipios que integran la provincia, con la posibilidad además de hacer partícipes de su disponibilidad a otros importantes núcleos poblacionales integrados en los municipios castellonenses (pedanías, aldeas, masías o urbanizaciones) y mayoritariamente habitados por potenciales usuarios de estos dispositivos.

Alto Palancia estará cardioprotegido

Chelo Torrejón