El Ayuntamiento de Altura celebró anoche un pleno denso, difícil, de contenidos diversos, entre los que destacaron diversos puntos relacionados con la Iglesia y en el que finalmente el alcalde, Miguel López, hizo constar el compromiso del Ayuntamiento de participar y asistir a todas las celebraciones festivas religiosas tradicionales de la localidad.

Elena Cáceres presentó la moción. Foto:José Plasencia.

Elena Cáceres presentó la moción. Foto:José Plasencia.

El compromiso del alcalde se produjo tras el debate del que sin duda fue el punto más polémico de la noche, concretado en la moción presentada por el grupo de EUPV solicitando “la retirada de cualquier título o cargo otorgado a imágenes religiosas desde el Ayuntamiento,  que en los edificios de titularidad municipal no existan símbolos que puedan identificar a la institución con ninguna confesión religiosa y que los concejales que quieran asistir a las procesiones o a cualquier acto religioso lo hagan a título estrictamente individual”, según explicó la edil del grupo Elena Cáceres.

La propuesta fue abucheada e interrumpida en varias ocasiones por el numeroso público asistente, algo más de unas doscientas personas, muchas de las cuales increparon sin pudor a la concejala, por lo que el alcalde tuvo que rogar al publico en varias ocasiones que se comportara.

Y es que esta moción que EUPV viene presentando sistemáticamente desde hace años en todas las poblaciones en las que consigue obtener representación institucional, tiene una especial relevancia en la villa de Altura, donde las Vírgenes de la Cueva Santa y de Gracia salen en procesión con la vara de mando y gozan del título de alcaldesa honorifica desde hace décadas.

La propuesta fue rechazada por el PP y el PSPV. Foto:José Plasencia.

La propuesta fue rechazada por el PP y el PSPV. Foto:José Plasencia.

Los alturanos sienten por estas vírgenes una especial devoción y fervor, por lo que la propuesta planteada por EUPV provoco airadas propuestas de los presentes.

Ante ellos el alcalde adquirió el compromiso de “participar en las celebraciones festivas tradicionales que son señas de identidad de nuestro pueblo. El Ayuntamiento de Altura estará presente en los actos tradicionales de San Miguel y la Virgen de Gracia y de las fiestas del Berro, Participará en las celebraciones del Santuario de la Cueva Santa del último domingo de abril, del primer sábado de mayo y del ocho de septiembre, que son las fechas de las tres romerías oficiales al Santuario. Asistirá a la romería de la Esperanza, siempre que el Sindicato de Riegos que es el organizador del acto le invite”, afirmó López.

Roberto Máñez despidiéndose de Miguel López. Foto:J.P.

Roberto Máñez despidiéndose de Miguel López. Foto:J.P.

Por otro lado el Ayuntamiento también trató otra propuesta política planteada por el PSPV para instar al Gobierno Central a que cobre a la Iglesia Católica el IBI correspondiente a los edificios de su propiedad no destinados al culto o fines sociales.

La propuesta, que finalmente fue aprobada con el voto de calidad del alcalde, también provoco los abucheos y quejas de muchos de los presentes, entre los que se encontraba el propio párroco local, Juan Manuel Gallent, que al finalizar el mismo mostró su satisfacción “no por mantener el título sino porque es el reconocimiento que una institución tiene que hacer a cualquier realidad que en el pueblo sirva para unir. La Virgen de Gracia y la Cueva Santa vertebran la realidad de este pueblo. Se agradece que miembros de la corporación vuelvan de nuevo a ratificar esa realidad”, explicó a InfoPalancia.

La renuncia a su acta como concejal pro problemas de salud del edil del PP Roberto Máñez, fue otro de los puntos que consiguieron enardecer al publico, en este caso para vitorear al edil, que en el futuro será sustituido por Vicente Aliaga Muñoz.

Altura celebra un pleno cargado de sentimientos

Chelo Torrejón