Altura finaliza sus fiestas con el Besamanos de la Virgen

La Villa de Altura volvió a vivir ayer uno de los días con más encanto del año y es que la celebración de cada acto esconde una emoción y un recuerdo distinto para cada alturano que hace único éste día.

Así pues, desde la madrugada, con el canto de la Aurora y la Misa del Alba a la Virgen de Gracia, junto con el pasacalle de la UMCA y la misa cantada que desembocó en la bendición y reparto de calderas, ya se notaba un incremento de vecinos, visitantes y curiosos por las calles de la Villa, en un día marcado por las altas temperaturas en lo que los más sabios del lugar llaman “el veranico de San Miguel”.

Fue por la tarde, cuando se celebró la procesión general de la Virgen de Gracia, momento álgido para las emociones no sólo de los participantes sino también del público que clamó con vítores, lágrimas, flores y un sinfín de sentimientos a la Morena en la que es la procesión con más participación del año.

La Virgen de Gracia, escoltada por los militares, es adornada tradicionalmente de esa olor a flor tan peculiar como es la del nardo que, a su paso por las calles de costumbre, deja ese aroma mientras es portada bajo los hombros de treinta personas.

La Festividad de la Virgen de Gracia acabó con el castillo de fuegos artificiales a cargo de la pirotecnia local “Pirotecnia Zarzoso”, que como viene siendo habitual no defraudó a sus vecinos y que marca el fin de las fiestas patronales. A continuación, se celebró el tradicional pasacalle del mantón y posteriormente la verbena.

En el día de hoy, se celebra la fiesta de acción de gracias y durante toda la tarde la Morena estará a los pies del altar mayor de la iglesia parroquial para realizar el tradicional Besamanos como gesto de gratitud de todo el pueblo a su patrona.

Alejandro Ibáñez – Fotos:A.I

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
ESCUELA DE DANZA
ESCUELA DE DANZA