Chelo Torrejón

El Ayuntamiento de Altura y la Comunidad de Regantes han firmado un convenio regulador de los derechos y obligaciones de ambas partes en lo que respecta a las obligaciones de mantenimiento y reparación  de infraestructuras.

Con el acuerdo , según el Ayuntamiento se  «conseguirá agilizar los trámites en cuanto a mantenimiento de sistemas de regadío se refiere, los cuales son fundamentales para la agricultura de nuestra localidad. Estas labores, en ocasiones, se demoraban más tiempo del necesario debido a que se tenían que resolver las dudas que a ambas partes surgían».

«A partir de este momento, y con el fin de agilizar estos trámites, la actual junta de la Comunidad de Regantes y el Equipo de Gobierno han reconocido sus derechos y obligaciones, y se ha sellado un pacto entre ambas partes, el cual se espera que perdure durante mucho tiempo y así asegurar el riego a nuestros agricultores locales».

RODOLFO Y VENTURA