El Ayuntamiento de Altura plantea cambiar las fiestas de fecha y lugar de celebración, para lo que los distintos grupos políticos crean una Comisión de Trabajo

El pasado 30 de octubre de 2015 en el pleno ordinario del Ayuntamiento de Altura el grupo municipal de EUPV presentó una moción de remodelación de las fiestas locales la cual fue rechazada por el PSOE y PP alegando ambos que “este es un tema a debatir con tranquilidad y teniendo en cuenta todos los puntos de vista”.

A raíz de la insistencia de EUPV en otras sesiones plenarias, el día de ayer el alcalde de Altura, Miguel López, convocó una reunión de portavoces de los grupos municipales representados en el Ayuntamiento de Altura con el fin de “iniciar una ronda de consultas y buscar un consenso mayoritario entre los alturanos sobre el posible cambio, en un futuro, de las fechas y lugares de celebración de la semana taurina de las fiestas patronales”.

Así que, tras cuatro meses de espera, el equipo de gobierno se ha puesto manos a la obra junto al resto de formaciones representadas en el Ayuntamiento para elaborar un plan de trabajo conjunto. Lo cierto es que, desde hace muchos años este debate está en la calle y hay muchos detractores y partidarios de esta propuesta.

Por ello el Ayuntamiento de Altura es consciente de que “debemos valorar todos los puntos de vista de todos los ciudadanos” a la vez que “necesitaremos un esfuerzo especial en el diseño de un procedimiento singular que permita un debate ciudadano lo más alejado posible de apasionamientos personales y pueda garantizar un amplio consenso”.

Cabe señalar que desde el año 2010 los alturanos hacen coincidir la celebración de sus festejos con las dos últimas semanas del mes de septiembre, ya que los vecinos decidieron en una consulta popular adelantar sus fiestas para atraer al turismo.

Hasta enonces la celebración de los festejos estaba marcada por la celebración de la festividad de San Miguel Arcángel y la Virgen de Gracia, los días 29 y 30 de septiembre, por los que los alturanos sienten una gran devoción y admiración.

Sin embargo, la celebración de las festividades resultaba un poco tardía para atraer al turismo y vacaciones estivales de los estudiantes, por lo que hace un lustro los vecinos decidieron adelantar los festejos.

Así las cosas, la festividad de San Miguel y la Virgen de Gracia se ladelantó hasta el fin de semana más cercano al día 30 de septiembre, independientemente de la fecha en que pudiera caer este.

 

Altura plantea cambiar las fiestas

Alejandro Ibáñez