©  Ampliación de fondos del Museo Catedralicio .-

ESCUELA DE DANZA
La Sala Capitular del primer templo de la diócesis Segorbe-Castellón acogió ayer la presentación de dos importantes obras de arte del siglo XVII que pasaran a ser exhibidas en el Museo Catedralicio de Segorbe.

Dichas obras se concretan en un grabado de Pablo Rubens, que representa una escena de la flagelación de Jesús, y un mapa de 1634 basado en un plancha de Abraham Orteluis.

El grabado, de poco más de un metro de ancho, ha sido restaurado gracias a la financiación del Deán de la Catedral, Pere Saborit, que con este gesto se despide de su puesto por motivos de jubilación.

Por el contrario el mapa, en el que se representa cartográficamente lo que hoy es la Comunidad Valenciana, ha sido donando por a los fondos museísticos por la Institución Seo de Segorbe.

Ampliación de fondos del Museo Catedralicio

La restauradora explica el trabajo. Foto: J.Plasencia

La restauración del grabado ha conllevado un importante y costoso trabajo de restauración, ya que el papel del mismo se hallaba adherido a un tela sobre la que había sido colocado, lo que con el paso de los años provoco su deterioro y rotura.

Por ello la restauración de grabado a requerido un minucioso trabajo de saneamiento, limpiado y reintegración de papel, cuyos faltantes han sido coloreados en los mismos tonos sepia que dominan la grafía.

Ampliación de fondos del Museo Catedralicio

Observación del mapa. Foto: J.Plasencia.

El grabado esta compuesto por seis fragmentos de papel de idéntico tamaño, dado que “en aquella época no había fabricas y no se producían papeles tan grandes como los que se pueden hacer ahora”, explicó la restauradora.

El acto de presentación de las obras contó con la presencia de los representantes de la institución Seo de Segorbe, José Miguel Salvador y Manuel Barea, el Deán de la Catedral, Pere Saborit; y el director del Museo Catedralicio, David Montolio.

Tras la presentación tuvo lugar la celebración de un pequeño concierto de guitarra en el claustro de la Catedral a cargo del maestro Adrián Rius y sus alumnos.

Ampliación de fondos del Museo Catedralicio

Chelo Torrejón