La alcaldesa de Navajas, Patricia Plantado, no va a poder cumplir el deseo de incorporar en las tareas de gobierno a todas las fuerzas políticas con representación municipal, dado que ni socialistas ni populares están dispuestos a aceptar las delegaciones que se les ofrecen.

No obstante Alternativa por Navajas no quiere cerrar la mencionada posibilidad, por lo que ha decidido mantener el ofrecimiento hasta el día de la celebración del pleno de distribución de competencias, que la ley fija en un máximo de treinta días a contar desde el pleno de toma de posesión de las nuevas corporaciones acontecida el pasado día 24.

Por tal motivo la cuestión habrá de resolverse a lo largo de la semana, si bien Plantado ha dejado claro que su partido no renunciará a las delegaciones de Hacienda, desarrollo económico y transparencia, de la que se ocupará María Domínguez, de Alternativa por Navajas, y la de Turismo y Comercio, que gestionará Francisco Rosalén.

Esto fue expuesto el pasado fin de semana ante los vecinos de Navajas en una asamblea informativa celebrada para tal fin, en la que por otro lado también se habló de la revisión de caudales y aprovechamiento del agua concedida a la localidad por la Confederación Hidrográfica del Júcar, la delicada situación económica, nivel de endeudamiento de la localidad y medidas de control del gasto público que la agrupación independiente piensa poner en marcha.

Y es que Alternativa por Navajas pretende desarrollar lo que el partido denomina Economía de Guerra, es decir “no gastar más de lo necesario y no aumentar la deuda en lo que queda de año”, si bien esto “va a ser complicado” pues solo cuentan con los ingresos del cobro de las cuotas del parquin municipal, el 40% de las contribuciones e impuestos y 14.000 euros líquidos encontrados en las arcas municipales, lo que según María Domínguez “solo va a dar para pagar nóminas y algún gasto fijo como la luz y el teléfono”.

ApN gobernará en solitario

Vicente Plantado/Chelo Torrejón.