La Diputación de Castellón y la Asociación para la Promoción y Defensa del aceite Serrana de Espadán han firmado un convenio de colaboración para incrementar la promoción, defensa y consumo del aceite autóctono, como oportunidad de desarrollo y generación de puestos de trabajo.

Así mediante el convenio, gracias al cual la agrupación recibirá 12.000 euros, se refuerza la apuesta del proyecto ‘Selección clonal de la variedad Serrana de Espadán’, cuyo objetivo es obtener referencias técnico-económicas que mejoren la competitividad del cultivo del olivo.

El diputado de Desarrollo Rural, Domingo Giner, ha explicado que “apoyar iniciativas como ésta es apoyar a los agricultores de la provincia, en este caso los del Alto Palancia, y ayudarles a generar nuevas oportunidades de futuro en sus pueblos a través de la agricultura. En definitiva, se trata de sumar valor a una práctica tradicional como es la olivicultura a través de todos los mecanismos de los que disponemos para que esta práctica heredada de nuestros antepasados continúe generando riqueza en el territorio”.

La iniciativa permite a las personas interesadas en trabajar nuevas plantaciones disponer de la variedad autóctona Serrana seleccionada, a través de lo cual se buscan mayores ingresos para los agricultores y mejoras para la rentabilidad de la olivicultura.

La apuesta de la Diputación por los productos autóctonos de la provincia se vertebra a través de la marca-guía Castelló Ruta de Sabor. Este elemento diferenciador contempla además la vinculación turística de todo lo que tiene que ver con el proceso de elaboración y fabricación de los productos como oportunidad de dinamización en los pueblos.

En ese sentido, el diputado ha explicado que “el área de Desarrollo Rural trabaja de forma coordinada con el Patronato Provincial de Turismo para seguir impulsando la implantación del turismo gastronómico en los municipios de la provincia a través de una treintena de jornadas gastronómicas y multitud de ferias comerciales en las que el producto agroalimentario de Castellón es el protagonista.

Apuesta por el aceite de oliva

Chelo Torrejón.