El incidente podía haber ido a más, aunque los reflejos del conductor de un autobús incendiado ayer en Barracas, hicieron posible la rápida evacuación y puesta a salvo de los pasajeros del mismo.

Así las cosas un autobús que viajaba por la A-23 en dirección  a Zaragoza se incendió ayer a la altura del término municipal de Barracas mientras cubría el recorrido de su  línea habitual Valencia-Zaragoza con ocho personas a bordo que salieron totalmente ilesas.

Arde un autobús y una H. de  pinar

Efectivos del SIAB sofocaron el fuego

Los hechos ocurrieron a primera hora de la mañana, alrededor de las 8,30 horas, cuando por causas que se desconocen, el convoy comenzó a prenderse fuego. En ese momento el conductor, alertado por la situación, paró en el arcén de la autovía, a escasos metros del acceso a la población de Barracas,  e hizo bajar a los siete pasajeros que, junto con él, viajaban hacia Zaragoza.

Los pasajeros pudieron desalojar el autobús y sacar sus pertenencias del maletero antes de que las llamas se propagasen por todo el vehículo dejándolo totalmente calcinado.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron la Guardia Civil y dos  dotaciones del parque de Bomberos del Alto Palancia , que en poco tiempo pudieron controlar el fuego, según indicaron desde el SIAB.

Aunque se desconocen las causas del origen todo apunta que las llamas se iniciaron por un fallo en el motor del vehículo. Tras el sobresalto inicial, los viajeros fueron trasladados sin mayor percance hasta sus lugares de destino.  Durante varias horas uno de los carriles de la A-23 quedó cerrado al tráfico hasta que la grúa acudió a retirar el autocar calcinado.

Arde un autobús y una H. de pinar

Por otro lado los Bomberos del SIAB también tuvieron que sofocar ayer dos incendios en el municipio de Artana, junto al Parque Natural de la Sierra Espadán, en el primero de los cuales declarado por la mañana ardió una hectárea de pinar, mientras que en el segundo desencadenado a las nueve de la noche entre Nules y Artana.

Chelo Torrejón.