Los trabajadores de la empresa Pavasal han concluido los trabajos de arreglo de la CV-215, que une los municipios de Segorbe y Algimia de Almonacid, a su paso por la pedanía de Peñalba.

La actuación ha sido financiada por la Consellería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente y ha requerido una inversión superior a los 150.000 euros.

Arreglo de la CV-215

Arreglo de la CV-215. Foto: IP.

Arreglo de la CV-215

La mejora, asfaltado y arreglo de la CV-215 es fruto de la reivindicación realizada al Director General de Obras Públicas, Proyectos Urbanos y Vivienda José Vicente Dómine de la Consellería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente por el Ayuntamiento de Segorbe, quien a su vez atendió la petición de la alcaldesa pedánea, María Luisa Bolumar.

Los trabajos han afectado a una longitud de dos kilómetros, los que atraviesan la pedanía de Peñalba, los cuales han sido asfaltados estando a la espera ahora de estudiar y aplicar alguna solución para reducir la velocidad de los vehículos que circulan por ella.

Durante la ejecución de las obras se reunieron “in situ” responsables del Servicio Territorial de Carreteras de Castellón con el concejal de obras del Ayuntamiento de Segorbe, Angel Berga y la alcaldesa pedánea de Peñalba, Mª Luisa Bolumar, con el fin de solicitar la realización de un estudio de seguridad vial de la travesía de la CV215.

La adecuación y arreglo de la CV-215 resulta de gran importancia en los municipios que conecta, ya que esta va a desembocar en la CV-200 en la que la Diputación Provincial invertirá en breve alrededor de un millón de euros.

Chelo Torrejón.