Los portavoces de la plataforma vecinal No a la antena en Altura se reunirán el próximo día 22 con los directivos de la empresa Vodafone, con el fin de evitar la colocación de la misma en un edificio de la calle Juan Terrado, a apenas cincuenta metros de distancia de una ludoteca infantil existente en otra calle cercana.

La Plataforma Avanza la negociación para quitar la antena de Altura

“Hemos sabido que el próximo 22 de mayo mantendremos finalmente una reunión con la empresa Vodafone, el Ayuntamiento de Altura y nosotros para ver qué soluciones adoptar a la hora de evitar la instalación”, explicaron desde la plataforma.

Y es que los vecinos de Altura continúan su particular cruzada con el fin de evitar la instalación de una antena de telefonía móvil en pleno núcleo urbano. La plataforma trabaja desde el pasado mes de abril para evitar la colocación de la misma. Muchas han sido las acciones de oposición con las que han querido mostrar su repulsa a su colocación. En tan solo siete días, se recogieron casi mil firmas y, en la actualidad, comenta el portavoz de la agrupación, “ya vamos por las más de 1200. Asimismo, los seguimientos en las redes sociales “han aumentado considerablemente y, tras conocer la noticia, muchos pueblos que ya han evitado las instalaciones por la presión vecinal como Puçol, Vall d´Uixò o Burriana nos han llamado para ayudarnos en lo que necesitemos”.

quitar la antena de Altura

La antena al fondo. Foto: José Plasencia.

Desde la plataforma se ha enviado a los distintos grupos políticos un manifiesto para que sea firmado por cada uno de ellos con el fin de que adquieran un compromiso de, en caso de salir como fuerza gobernante en el consistorio, continúen luchando en contra de la instalación y además se comprometan a dar parcelas alternativas, alejadas del núcleo poblacional, para la instalación de esta antena u otras.

“De momento les hemos mandado los manifiestos, y estamos a la espera de recibir las respuestas, aunque todos se posicionaron a nuestro lado”, comenta. La plataforma estudia realizar varias concentraciones con el fin de continuar las protestas y además, poder explicar a los alturanos que no se trata de una cuestión política, ni de una cuestión de ir contra una familia, sino de una cuestión de nuestra salud y nuestro futuro”.

No a la Antena se mostró esperanzado con que finalmente la instalación no llegue a su fin y así se lo harán saber a la empresa Vodafone en su próxima reunión. “Jugamos con dos bazas, una la presión social y otra que, según explicaba el técnico municipal, la última planta del edificio en la que está instalada la antena tan solo se pueden hacer unas actuaciones determinadas entre las que no estaría la instalación de la antena, por lo que puede que esté fuera de normativa” , apuntó. Aún así, continuó, “sabemos que la colocación de estas antenas es legal y no podemos aventurar nada hasta que no se tenga la reunión”.

Como muestra de su repulsa, el alcalde de Altura, Rafael Rubio firmó hace unos 15 días un decreto ley para que se llevase a cabo la paralización de las obras. Asimismo, el Ayuntamiento ofreció para negociar con la compañía la ubicación de la antena en una parcela a las afueras del núcleo urbano, mientras que la familia propietaria del inmueble afectado ha dado marcha atrás en su compromiso de alquiler con Vodafone.

Chelo Torrejón / Ana Monleón.