Los municipios de Barracas, Torás y Soneja, se suman a la cada vez más larga lista de poblaciones en suspender sus fiestas patronales debido a la pandemia del coronavirus.

Así el Ayuntamiento de Barracas ha decidido suspender la festividad de San Pedro y  las fiestas patronales en honor a San Roque y la Virgen de la Asunción, además de la Escuela de Verano y la apertura de la piscina municipal.

El Ayuntamiento de Torás ha anunciado la suspensión de todos los festejos de éste año 2020 a celebrar entre finales de agosto y primeros de septiembre en honor al Santísimo Cristo de la Misericordia y la Virgen de la Cueva Santa.

Asimismo este municipio tampoco abrirá al público la Piscina Municipal debido a la dificultad para mantener las mínimas condiciones de seguridad ante posibles contagios del Covid-19 y la propagación en ésta localidad, siendo la prioridad de las administraciones en general, y de la local en particular, la de salvaguardar la salud de todos sus vecinos.

En el caso de Soneja las autoridades locales han decidido suspender la semana taurina del mes de agosto y las fiestas patronales de septiembre y así lo han comunicado a la población a través de un extenso comunicado.

Estas poblaciones entienden que no se conseguirá la normalidad «mientras no exista una vacuna o un medicamento que pueda tratar esta enfermedad» y mientras eso no se consiga existirá el peligro de rebrote «y las únicas medidas que pueden evitar el contagio son el distanciamiento social y la higiene personal», explican desde Soneja.

Chelo Torrejón – Foto:Rosa Tenas

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO