BRILLANTE CONCIERTO DE LA JOVEN BANDA SINFÓNICA DE LA FSMCV

Actuó bajo la experta batuta de Carlos Ramón-Pérez. Con la presencia de los compositores Valero Castells y  Ramón García . Como director invitado intervino Guillermo Gordillo

El auditorio municipal Salvador Seguí acogió en la tarde del domingo un brillante y a su vez sensacional concierto ofrecido por la Joven Banda Sinfónica de la Federación de Sociedades Musicales de la CV,  compuesta por 112 músicos de 18 a 28 años, escogidos de todas las comarcas de Alicante, Castellón y Valencia.

Bajo el título de “música a la llum”, programa patrocinado por Bankia y organizado por el Institut Valenciá de Cultura de la Generalitat Valenciana, junto a la FSMCV, donde se tratar de poner en valor piezas pertenecientes a las sociedades musicales y difundir el espléndido archivo patrimonial y cultural que custodian estas entidades.

Después de varios días de estancia en Segorbe preparando las obras a interpretar y grabando un disco de esta cuarta edición, llegó el monto de interpretarlas ante un auditorio, prácticamente lleno que aplaudió fuertemente las obras, con presencia de autoridades locales, miembros de la Federación, del Institut de Cultura y Bankia.

El programa comenzó bajo la batuta de Carlos Ramón-Pérez, con una obra de Perfecto Artola titulada “scherzo nº 6” y otra de Rafael Goterris, titulada “odisea gitana”, compositores de la provincia, de Benassal y Vila-real, respectivamente.

Prosiguió la audición con una composición compleja por sus muchas intervenciones solistas “horas y caminos”, esbozo poético perteneciente al alicantino Rafael Rodríguez Albert. A continuación sonó una pieza sinfónica con aires tradicionales del saguntino Antonio Palanca titulada “ecos levantinos”.

La primera parte concluyó dirigiendo la joven banda el director colombiano Guillermo Gordillo Galán, que junto a dos músicos: Mariana y Santiago, participan de un convenio de colaboración con la FSMCV.  La obra “Mariola” resultó brillante y pertenece a José Carbonell, natural de Alcoy, cuya partitura data de 1914 y ha sido posible recuperarla gracias a un legado de su familia.  Como “bis”, sonó “mimosita” composición de Pascual Pérez Choví.

Carlos Ramón-Pérez  mostró gran exquisitez dirigiendo las piezas, se enfrentó en la segunda parte con dos partituras cuyos compositores estaban presentes en la sala, páginas musicales llenas de colorido con gran presencia de la percusión e importantes intervenciones de solistas.

“Dredred” de Andrés Valero Castells, donde la nota “re” es  dominante y consta de 5 secciones  unidas, sin descanso, que causó sensación y el director hizo saludar al autor a la finalización de la pieza, con una prolongada ovación del público.

Cerraba el programa  “Oryza” fantasía para banda dedicada al arroz con cuatro notas principales: do, re, si y la.  La pieza necesitaba de piano y arpa y el autor: Ramón García i Soler, muestra en su creación un perfecto dominio de la sonoridad de los instrumentos musicales, alcanzando una gran brillantez.  Larga fue la ovación con saludo del compositor.

Como “bis” escuchamos una magistral interpretación del célebre pasodoble del maestro Salvador Giner, el patriarca de la música valenciana, “L´entrá de la murta”, compuesto en 1903 para el primer concierto de la banda municipal de Valencia, por él auspiciada.

Varios minutos duraron los aplausos que ponía colofón a una sensacional audición, donde los jóvenes intérpretes mostraron una gran sensibilidad musical,  por ello nuestra felicitación y gracias a Manuel Muñoz por traer a estas tierras este acontecimiento de excelente calidad.

RODOLFO Y VENTURA
C. Laffarga Civera