La lluvia caída durante las pasadas semanas en los municipios del Alto Palancia supondrá “un respiro” para la próxima campaña de la almendra. Los principales municipios productores de almendra de la comarca auguran una mejora de cara a la recogida de septiembre. Las últimas aguas contribuirán a paliar los efectos de la sequía que, durante los últimos años, “está causando importantes mermas” en las producciones de aceituna y almendra del Palancia plantadas en terreno de secano. Con una floración en el almendro “bastante positiva” que durante las pasadas semanas dejaba una bonita estampa en muchos de los campos palantinos, los productores esperan ahora que la lluvia caída mejore la futura producción. De hecho, municipios como Altura o Segorbe preveían que la campaña se redujera “de manera considerable” al contar con la mayoría de almendros plantados en secano, frente a municipios como Viver cuya producción en regadío aumenta considerablemente.

Las cooperativas esperan una buena cosecha de almendra

Desde la cooperativa de Viver, su director, Fernando Marco, aseguró que después de que la pasada campaña se saldara “con mermas muy importantes” por la falta de lluvias para la producción de secano, de momento “la floración en Viver ha sido positiva y la brotación correcta”. Marco apuntó que “las pocas lluvias de los pasados meses (unos 20 l/m2) junto con las de los últimos días han ayudado y, al contar con más de 250 hectáreas del total de producción en regadío, los resultados, si no hace frío, serán buenos”. Del alrededor de un millón de kilos de producción que se recolectan en Viver, la cooperativa viverense produce unos 450.000 kg y marcha en incremento, gracias a las nuevas plantaciones.

Buena cosecha de almendra

Almendros en flor. Foto:M.L.

Por su parte, desde Altura, el presidente de la cooperativa, Miguel Abad, comentaba que la previsión “variará mucho dependiendo del tiempo, ya que la sequía ha causado importantes daños en las plantaciones de secano”. Sin embargo, si hace una semana Abad consideraba que la reducción en la cosecha alturana caería hasta un 40%, ayer, el presidente alturano se mostraba satisfecho con las últimas lluvias las cuales “suponen un respiro muy importante para el campo y para la campaña, Están siendo muy positivas y está cayendo muy bien”, argumentó. Abad informó de que lo normal en Altura es una producción en todo el término de más de un millón de kilos y, aunque la recolección depende de muchos factores y todavía es muy pronto para dar cifras, con estas lluvias, si todo sigue igual, alcanzaremos el 80%”.

En Segorbe, el director de la cooperativa, Rafael Juan Pacareu, argumentaba la semana pasada que las expectativas de cosecha de almendra “no son demasiado buenas”. La cooperativa segorbina produce alrededor de 250.000 kilos de almendras, pero, “si tenemos en cuenta las cifras del último año, la recolección apenas alcanzó los 30.000 kilos”. La causa, explicó Pacareu, no es sino que casi la totalidad de almendros están cultivados en terreno de secano, por lo que su producción depende mucho de la lluvia”. En este sentido, apuntó el director “hay algunos almendros que incluso han muerto por la escasez hídrica y, aunque llueva, aquí el almendro ya está muy mermado por el sufrimiento que ha padecido”.

Ana Monleón.