Cae un muro de contención en Torás

Los vecinos de la urbanización privada de la primera fase de Monte Hoyuela de Torás denunciaron ayer la situación que están viviendo tras la caída de parte de otro muro de contención anexa a sus casas «que podría haber causado una desgracia mayor de haber pillado en ese momento a alguien saliendo o pasando».

El derrumbe, que habría sucedido entre el domingo y el miércoles, afectaría a alrededor de 12 metros de muro por 5 metros de altura, frente a las viviendas 4, 5 y 6 en una zona que, como mostraban preocupados los vecinos «estaría habilitada para que jueguen los niños, porque dispone de una pequeña portería y muchas veces salen allí a jugar».

En total, la construcción de este muro en concreto sería de unos 500 m. de largo y delimita la propiedad privada de las 23 viviendas que conforman esta fase con un huerto de almendros aledaño. Unas viviendas que en todos los casos son segundas residencias.

No es la primera vez que los vecinos de esta urbanización, construida en 2007 por la empresa en concurso de acreedores Terramar Servicios Integrales, de la que era administrador el diputado de Ciudadanos en les Corts, Domingo Rojo, muestran sus denuncias públicamente y en los juzgados por la mala construcción de la urbanización, «como así ha quedado demostrado por varios peritos y arquitectos tras los casos de derrumbes registrados».

Muestra de ello es que como explicaron desde la comunidad, en diciembre de 2016, se habría acabado de reparar otro muro que separa la primera de la segunda fase del que cayó parte y contaba con otra zona en peligro de derrumbe.

Derrumbe en el 2010

A estas reparaciones debe sumarse la reconstrucción de parte del muro de contención de la segunda fase de la urbanización Monte Hoyuela, que en 2010 cayó dejando inutilizada durante varios años la carretera CV-236. Una situación que causó gran malestar entre la población por la incomodidad que supuso para los vecinos de Torás y Bejís a la hora de desplazarse y que se reparó hace unos dos años cuando el juzgado número 17 de Valencia condenó a los arquitectos a reparar los daños y desperfectos ocasionados «por la defectuosa ejecución del mismo».

Los vecinos, que lamentaron que «este político (Domingo Rojo) esté actualmente en las Corts tal y como ha actuado en este caso y en los que tiene pendientes», esperan que en los próximos días los seguros visiten la zona afectada y, en caso de estimarlo oportuno, realizarán las pertinentes denuncias.

En su día, también los proveedores que trabajaron para Rojo en la construcción de la obra mostraron su malestar por, según ellos, «no haber cobrado los servicios».

Según salió a la luz el pasado mes de diciembre, el diputado de C’s estaría pendiente de ser juzgado por un presunto delito de apropiación indebida tras la denuncia de una pareja que compró una vivienda de la época en la que era administrador de la constructora.

Cae un muro de contención en Torás

Ana Monleón