Carnaval del Pintor Camarón

CARNAVAL DEL C.E.I.P. PINTOR CAMARON

Desde el rincón de los sueños imposibles, en ocasiones he pensado en cambiarme de piel e introducirme bajo la de otra persona. Como no he podido conseguirlo jamás, he intentado aproximarme a ellas, poniéndome en su situación, interpretando sus reacciones, adaptándome a su momento, en resumen, he inventado la empatía cuando ya llevaba algún siglo siendo utilizada por los alemanes para asuntos de psicología. Sé que ya la poseían esos buenos actores/actrices segorbinos que han hecho de la interpretación su profesión moviéndose por el país -conozco, al menos, a tres- ellos sí que son capaces de ponerse alas para volar como mariposas, de sacar los dientes sangrantes para vampirizar al público o de manifestar en silencio el dolor que sienten las personas humilladas… Han llegado a mi rincón de los sueños imposibles, ese que está tan cerca de la esquina de las mentiras, y lo han ocupado…

Carnaval del Pintor Camarón

Desfile en la plaza de la Cueva Santa. Fotos:José Llop.

Pero este viernes previo a la cuaresma del 2016, para los niños/as que han participado en el tropegésimo desfile carnavalero de su centro educativo no existe ese rincón imposible, cualquier ilusión es alcanzable, cualquier risa es envidiable por inacabable, cualquier lágrima de emoción es cotidiana y compartida. ¡Quién fuera niño/a! ¡Quién fuera niño/a del Pintor Camarón para cambiar de piel como mínimo una vez al año! En realidad, ellos conservan el superpoder de la transmutación, hoy son larvas y mañana crisálidas, por eso el tiempo de cabalgata se ha convertido en una procesión -la única que no agrada a la Santa Madre Iglesia por estar lejos de mostrar un valle de lágrimas- que ha cambiado la superficie de las calles segorbinas avanzando con sus ráfagas de confeti y caramelos, despertando los adoquines somnolientos a la hora de la siesta y exhibiendo una apabullante vitalidad tan sincera como infinita.

ESCUELA DE DANZA
PUBLICIDAD
Es verdad que la plaza de San Marcos en Venecia tiene la poderosa atracción de los exquisitos disfraces de la época, pero el ritmo de la infantil batucada más la charanga con antiguos alumnos, añadido al multicolor ropaje que ha paseado sus encajados encajes por la plaza de la Cueva Santa llegando hasta la del Agua Limpia y calles confluentes, no necesita copiar nada del esplendor veneciano… Grupos de hadas, duendes, héroes de la pantalla, chorizos trajeados con maletines, arqueros, cocineros, piratas, magos y una amplia panoplia de personajes de series televisivas han sabido ofrecer una estampa de encanto, inocencia y diversión infantil.

¿La vistosidad de las disfraces de la Piazza de San Marcos? Quizás al próximo año intenten alcanzarla, pero sino, seguro que a estos personajitos en modo de crecimiento continuo no les importará, ellos son felices desconociendo ese ruedo maravilloso porque se poseen a sí mismos, a sus profesores, a sus padres y es el mejor de los mundos que pueden tener a su alcance mientras siguen cambiando de piel.

Carnaval del Pintor Camarón

Pancartas reivindicativas del Carnaval. Foto:J.Llop.

Carnaval del Pintor Camarón

Manuel Vte.Martínez