RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
© Carpe Diem puso en pie al público del Auditorio de Segorbe .-

La calidad del concierto ofrecido ayer por la orquesta Carpe Diem de San Petersburgo no dejo indiferente a ninguno de los asistentes al Auditorio Salvador Seguí, de Segorbe, donde la agrupación volvió a actuar dentro de su gala veraniega.

Los músicos llevaron al público a hacer un recorrido por la música de algunos de los los más reputados compositores rusos.

Así cerca de setenta músicos profesionales procedentes de Rusia y de diferentes rincones de la Comunitat Valenciana, bajo la batuta del maestro Pablo Marqués Mestre, ofrecieron durante casi dos horas y media lo mejor de sí al numeroso publico asistente, que llenó por completo el aforo de auditorio.

La profesionalidad de Marqués se sumó una vez más al virtuosismo de la concertino y directora artística del proyecto, Raisa Ulumbekova, en el extenso programa de música clásica interpretado ayer.

Carpe Diem puso en pie al público del Auditorio de SegorbeEl concierto comenzó con la interpretación del Concierto para Violín n.1 op. 77. Dimitri Shostakovich, con la solista Raisa Ulumbekova. A continuación, los asistentes al concierto pudieron disfrutar de uno de los famosos poemas sinfónicos de Modest Músorgski, Cuadros de Una Exposición, con la versión orquestada por Maurice Ravel.

La orquesta Carpe Diem Saint Petersburg une, cada verano, a músicos rusos y españoles que en su día a día interpretan su música en algunos de los mejores auditorios a nivel internacional. Se trata de un proyecto totalmente desinteresado, impulsado por la Asociación de intercambio músico-cultural Enharmonía, cuyo objetivo es llevar música clásica de primera calidad a zonas rurales.

Carpe Diem puso en pie al público del Auditorio de Segorbe
Chelo Torrejón . Fotos:José Plasencia