Los vecinos de Sot de Ferrer vuelven a recordar estos días con una exposición de indumentaria antigua la concesión de la Carta Puebla a la localidad, que oficialmente será festejada el próximo día cinco de junio.

Los vecinos celebran festejan desde hace 5 años la obtención de la Carta Puebla de Sot de Ferrer

Carta Puebla de Sot de Ferrer

Exposición indumentaria. Foto:InfoPalancia.

Hace cinco años tuvo lugar el cuatrocientos aniversario del otorgamiento de la Carta Puebla a Sot de Ferrer, lo que fue celebrado por todo lo grande en la población, que desde entonces rememora anualmente el evento con diversas actividades.

Entre ellas figuran la organización y posterior exposición de un taller de costura de ropa al estilo del medievo alto, cuyas prendas son vestidas después por los vecinos el día en que se festeja la efeméride.

El taller de costura, al que año tras año asisten más personas, es posible gracias a la inestimable colaboración de las maestras costureras Paca Valls, Lolín Pascual y Pili Colomer, las cuales se ocupan de dirigir los trabajos de corte y confección de los trajes de época.

La exposición de indumentaria, colocada en el local social de la Hermandad de Sot de Ferrer, fue visitada el pasado fin de semana por un numeroso grupo de público.

La obtención de la Carta Puebla en la Edad media representaba un importante paso adelante para los moradores de la época, ya que gracias a ella podían establecerse en un determinado territorio con unos derechos y obligaciones.

Carta Puebla Sot de Ferrer

Exposición indumentaria. Foto:InfoPalancia.

Una carta-puebla o carta de población es una documento especial otorgado durante la Edad Media por una autoridad a los pobladores de un territorio. Esta autoridad podía ser señorial o eclesiástica: reyes, señores, Iglesia, Ordenes militares, Ordenes religiosas.

Los pobladores son las personas que se asientan en la nueva tierra que se puebla (o repuebla), y que procedan de otro no muy lejano del nuevo lugar que toman por residencia. En la carta-puebla, como documento jurídico y administrativo, se consignan las normas generales a las que deben ajustarse los nuevos pobladores o los que fueran después a poblar: obligaciones, exenciones, privilegios, fueros, etc.

Las cartas de población recogen muy someramente someramente estas normas y remiten a algún fuero más extenso, donde se amplían todas las cuestiones jurídicas.

Chelo Torrejón.