El PSOE ha decidido dejar fuera del fondo contra la despoblación a varios municipios del interior de la provincia en una clara muestra “de castigo injustificado para nuestro territorio”. Así lo ha puesto de manifiesto el diputado provincial del PP y alcalde de Vall de Almonacid, Antonio Cases, quien en la cumbre de alcaldes reclamó al presidente garantizar los fondos para “quienes menos recursos tienen”.

Es evidente, tal y como ha expuesto Cases, “que los municipios que el PSOE ha decidido excluir del fondo autonómico están en evidente riesgo de despoblación”. Es el caso de Vall de Almonacid, Aín, Argelita, Sant Rafel del Río o Geldo, entre otros. “Quedarnos fuera de este plan, negarnos la inversión que para nuestras localidades es sinónimo de financiación de recursos básicos, es ejercer un daño letal sobre nuestro futuro”.

En este sentido, ha señalado Cases, “la Diputación debe ejercer de coraza y protección para los intereses de quienes menos recursos tienen”. Y si el resultado “de la aplicación de unos criterios que ahora la Generalitat Valenciana ha decidido modificar nos dejan fuera de las ayudas, evaluar y analizar la situación de todos y cada uno de estos cuatro municipios porque es evidente que no estamos en una situación económicamente boyante como para que nos nieguen estas ayudas”.

RODOLFO Y VENTURA
El diputado provincial ha reivindicado “la Diputación útil” que debe ejercer “de defensa de los más débiles”. Ha considerado que “se deben promover acciones que obliguen al Consell, que también está en manos del PSOE, a reconsiderar estos criterios”. “Son injustos y nos excluyen de un fondo que es básico para nuestra supervivencia”, ha manifestado el diputado provincial.

PP Castellón