© Castañer expone en la Casa Garcerán  .-

Castañer expone en la Casa Garcerán

El realismo d la obra de Castañer. Foto:J.Plasencia

Mucho antes de que Segorbe sufriera un deslizamiento de personas desde su zona alta al casco moderno en que hoy transitamos, cuando nuestras callejas árabes tenían un firme de tierra porque el asfalto era un lujo que no se podía costear, en el entorno de la plaza de las Almas, correteaba como un alma tan infantil como inquieta, mi amigo Castañer, que imagino todavía no soñaba con ser pintor como ahora, de los de verdad, y que al mismo tiempo que pegaba balonazos contra las paredes de viejas fachadas o entre las dos piedras que hacían de portería, veía desfilar a los seminaristas camino de Sopeña -cuando eran sacados de paseo para fatigar el cuerpo, porque una legión de jóvenes si quedaba ociosa incitaba al católico pecado- que le arrebataban juguetones, por unos instantes, la vieja pelota siempre compartida.

Por esas callejuelas trazadas con el pulso imperativo e irregular del cerro de la Estrella, también intentaba jugar a ser feliz una mozuela morena, desgreñada, a la que, según esas leyendas urbanas que un día te llegan y después los lugareños te confirman, la chiquillería infantil mortificaba incesantemente con insultos y desplantes, cuando esa niña llena de carencias pero también de ilusiones, no sabía todavía que el cine de Almodovar la consagraría como Rossy de Palma. La misma leyenda urbana confirmada, incluye la presunción de que por ese agravio impertinente en su niñez, la singular y magnífica actriz nunca ha querido volver a nuestra ciudad.

ESCUELA DE DANZA
Y no dejará de ser una pena eterna, porque jamás sabrá que en las mismas fechas convivían por esa coqueta plazuela los embriones de dos magníficos artistas, jamás conocerá de las excelentes pinturas que es capaz de conseguir José Castañer. Nosotros sí, los segorbinos y comarcanos que lo seguimos y disfrutamos ya ha tiempo, hemos podido ahora contemplar este 23 de febrero la inauguración, con una asistencia multitudinaria, en la singular y céntrica casa Garcerán de Segorbe, rodeado de directivos de la Fundación Bancaja y autoridades municipales, de una amplia muestra con su laborioso e inspirado buenhacer.

Castañer expone en la Casa Garcerán

Explicaciones del autor. Foto:J.P

Estoy convencido de que cuando Castañer alumbra un bodegón introduce en sus pinceles ese trazo mágico que dota a sus pinturas de un realismo intenso y atractivo capaz de presentar los elementos con una luz y una vida insospechada…

O cuando recrea un paisaje deja que se vayan incorporando dentro de sus telas las calles, las aguas, los vegetales, al tiempo que esos elementos aportan sus luces y sus sombras, su profundidad y su protagonismo, ofreciendo la calidez de la mañana o la suavidad de la tarde, de la fresca primavera o del otoño decadente…

Porque este Castañer pintor pertenece a esa clásica corriente de artistas que arropado en su madurez sabe ofrecer y ofrece aquellos ambientes que con la vista captamos durante nuestros quehaceres cotidianos… Eso sí, con una calidad sorprendente adquirida a través de una larga y sabia trayectoria.

Vamos Rosy, ánimate y ven a ver esta exposición que permanecerá hasta mayo

Castañer expone en la Casa Garcerán  

Manuel Vte. Martínez