©  Castellnovo estudia pedir la declaración de zona castastrófica .-

Tras la fuerte tormenta que tuvo lugar el pasado miércoles 18, durante la cual se recogieron sobre doce litros por metro cuadrado en tan solo diez minutos, de los cuales la mayor parte correspondía a granizo, cubriendo el campo y el pueblo con un manto que llegó a tener un grosor de cinco centímetros en algunos lugares, el Ayuntamiento de Castellnovo estudia pedir la declaración de zona catastrófica, por lo que se está contactando con los afectados para valorar los daños recibidos, sobre todo en las ya inminentes cosechas de caquis, almendras, nísperos y cerezas, así como en las hortalizas, aceitunas y naranjas, siendo las partidas más perjudicadas Orín Nuevo, Alquibla, Valdeavellano, el Puente y la Vega, resultando muchos campos de estos lugares totalmente arrasados. Y tampoco se pueden olvidar los destrozos recibidos en el propio casco urbano en persianas y tejados.

Castellnovo estudia pedir la declaración de zona castastrófica

Ancrugón