© Caudiel mantiene una familia con las ayudas de Repoblem .-

JORNADAS GASTRONOMICAS 2019

La segunda edición de la campaña de consolidación de población en el ámbito rural, Repoblem, puesta en marcha de la Diputación de Castellón ha permitido ya que ocho familias de seis pequeños municipios de la provincia reciban ayudas por el nacimiento o adopción de sus hijos en los últimos seis meses, entre ellos el municipio de Caudiel.

La Junta de Portavoces aprobó hace unos días la resolución de la segunda convocatoria de unas ayudas que se mantienen activas hasta mediados de este mismo mes.

La diputada de Acción Social, Elena Vicente-Ruiz, ha recordado que “esta primera medida urgente de la campaña contempla ayudas de 600 euros por cada uno de los hijos nacidos o adoptados y se pueden beneficiar las familias censadas en los pueblos de menos de mil habitantes y que cuenten con una renta que no supere los 12.000 euros anuales. Creemos en nuestros pueblos y los defenderemos a ultranza para que quienes elijan vivir en ellos no se queden atrás”.

ESCUELA DE DANZA
Hay que tener en cuenta que el plazo de solicitudes que permanece abierto hasta el día 15 de noviembre se corresponde con la tercera convocatoria trimestral, y que durante las dos anteriores se resolvieron tres y cinco familias beneficiarias respectivamente, siendo sus municipios de residencia los siguientes: Tírig (dos familias), La Llosa, Torás, La Jana (dos familias), Caudiel y Eslida.

Sobre ello la diputada ha explicado que “más allá de los números, que son buenos, cuando conoces la realidad de despoblación que están sufriendo muchos de los municipios de nuestro interior sabes realmente lo importante que es para uno de estos pueblos mantener a una familia en su población durante todo el año. Significa en muchos casos mantener servicios tan básicos como la educación sin tener que desplazarse”.

Inversión histórica para consolidar población en el interior

Las ayudas a la natalidad forman parte de la ambiciosa campaña ‘Repoblem’, Campanya per la Consolidació de la Població Rural de la Província de Castelló, que el Gobierno Provincial de Javier Moliner está llevando a cabo desde el pasado mes de marzo y que supone la mayor inversión de la historia para consolidar la población rural de la provincia.

Así, la Diputación de Castellón está destinando ya una tercera parte de sus presupuestos a políticas de cohesión territorial y con esta iniciativa da un paso más con políticas activas de repoblación con el firme objetivo de frenar la despoblación de los pueblos del interior de la provincia a través de ayudas, infraestructuras, servicios y oportunidades de desarrollo.

La diputada de Acción Social ha hecho hincapié en que “Castellón no se puede permitir que ningún pueblo eche el cierre, no nos podemos quedar de brazos cruzados viendo cómo nuestros colegios se quedan sin niños, los comercios sin clientes y las calles sin gente. Porque sin población, nuestro patrimonio, tradiciones, historia y señas de identidad desaparecen”.

Y es que las cifras demográficas que aporta el Instituto Nacional de Estadística apuntan a un descenso acumulado de población del 3% desde 2010, afectando la bajada a 111 de 135 municipios. Un riesgo demográfico que en el interior es mucho mayor: en municipios menores de 5.000 habitantes el censo desciende hasta un 4% y los municipios menores de 1.000 habitantes la merma de la población llega hasta el 6,7% de media, con bajadas en algunos municipios concretos de hasta el 17%.

Caudiel mantiene una familia con las ayudas de Repoblem

Chelo Torrejón