La obsesión por tener cada vez más y encontrar la felicidad en aquello que deseamos tener, es algo en lo que nos enfocamos la mayoría de los seres humanos.

Es muy común creer que obtendremos mayor felicidad al tener un mejor coche o una mejor casa. Pero es una equivocación enorme.

Esto nos lleva a ser codiciosos y en ocasiones, incluso sin darnos cuenta.

Está claro que la gran mayoría siempre buscamos mejorar en la vida y esto no es malo. Lo que no podemos pretender es mejorarla obteniendo bienes materiales.

La codicia nos hace entrar en un círculo vicioso que no nos aporta ningún beneficio.

Si quieres mejorar tu vida, simplemente busca conseguir lo que de verdad amas. Si vives en una vivienda, en la ciudad y en una finca y quieres vivir en un chalet, encuentra el motivo por el cual quieres eso de verdad.

Si simplemente es por vivir en un chalet y alardear de ello, eres codicioso y cada vez querrás más, no teniendo nunca bastante. De esta forma, no habrá nada que te sacie jamás.

«No actúes con codicia, hazlo con amor»

Vicente Herrero

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO