El Ayuntamiento de Segorbe ha empezado a aplicar hoy cebos ecológicos en las parcelas urbanas infectadas por la plaga de miriápodos, que tras las lluvias caídas el pasado martes en la población han vuelto a salir masivamente de la tierra, según afirman los vecinos.

El concejal de medio ambiente, Luís Gil, asegura que «con este tratamiento ecológico se espera solucionar ahora y en el futuro el problema con los miriápodos, sin que ello suponga ningún riesgo para la salud de las personas y animales».

Así los trabajadores del Ayuntamiento han empezado a colocar esta mañana las trampas, que Gil explicó “solo afectan a los milpiés, sin ser perjudiciales para los humanos ni para la fauna. Además, tienen un coste muy bajo, de 20€ por cada 2 hectáreas”.

Además algunos de los propietarios de las parcelas afectadas por la infectación también han empezado a limpiar hoy con maquinas la superfície de las mismas, según han indicado a InfoPalancia los propios afectados, lo que sin duda contribuirá de forma determinante a la extinción del problema, ya que los miriapodos son detritívoros, es decir que se alimentan principalmente de madera podrida y hojas en descomposición.

Colocan cebos y limpian las parcelas de milpies

Los milpies reptando ayer por las paredes. Foto:IP.

La mayor parte de los vecinos afectados por la plaga de milpiés, que empezaron a proliferar en el mes de julio, residen en varias fincas de las calles Matet, Bejís y Navajas de Segorbe, de las que algunos vecinos se vieron obligados a cambiar de residencia durante el verano para huir de los miriápodos.

Otros vecinos se tuvieron que conformar con vivir encerrados en sus casas a cal y canto, ya que no podían abrir las ventanas para que los invertebrados no se colaran en sus domicilios.

Por su parte el Ayuntamiento de Segorbe realizó sin éxito varias tratamientos superficiales y fumigaciones con insecticida para acabar con los milpies.

Por otro lado los empleados muncipales también han empezado a utilizar hoy en Segorbe, al igual que desde hace unas semanas se viene haciendo en la ciudad de Castellón, un herbicida biológico a base de vinagre para eliminar plantas indeseadas.

Por ello el concejal informa que “si algún ciudadano detecta olor leve a vinagre en algunos parques, no debe alarmarse porque es debido al producto”.

Colocan cebos y limpian las parcelas de milpies

Chelo Torrejón.