El Ayuntamiento de Segorbe tiene previsto colocar cebos biológicos en el solar existente en la calle Blasco Ibáñez en el que anida la plaga de milpiés que ha invadido las fincas de viviendas adyacentes.

La medida fue anunciada por el concejal de medio ambiente, Luís Gil, en el pleno ordinario celebrado anoche por la corporación segorbina en respuesta a la pregunta planteada por la oposición.

Luís Gil, que en todo momento negó la existencia de la plaga de miriápodos obviando algunas de las acepciones del vocablo contempladas por la RAE, afirmó que “se aplicarán cebos biológicos recomendados por los especialistas para las zonas urbanas”, ya que el edil considera que “no hay plaga pero los gusanos pueden ser molestos para algunas personas”, por lo que “no vamos a fumigar porque nosotros no creemos en las fumigaciones masivas”

El concejal explicó que “desde el Ayuntamiento se ha contactado con técnicos especializados y se han realizado tratamientos localizados y muy puntuales en las parcelas particulares para erradicar este problema. Sin embargo, cuando las condiciones del clima son favorables para su desarrollo, los milpiés vuelven a aparecer. Por ello, desde el Ayuntamiento se ha instado a los propietarios de las parcelas para que limpien estos campos, ya que estos gusanos se desarrollan en terrenos que no se han mantenido en buenas condiciones durante largos periodos”.

Mientras tanto los vecinos de las calles Matet y Bejís miran al cielo con temor esperando que no llueva, ya que la humedad incrementa exponencialmente la aparición de los indeseados invertebrados. La presencia de esta especie de miriápodos, se ha detectado en los últimso meses en diversos núcleos de Castellón, Almassora, Benicàssim, Onda, Vall d’Uixó y Segorbe, entre otras poblaciones.

Los focos resultan especialmente molestos para los vecinos, aunque los expertos lanzan un mensaje de calma y avanzan que en pocos días desaparecerán y volverán a su hábitat.

Colocarán cebos para los milpiés 

Chelo Torrejón