Joan Ribó, alcalde de Valencia, ha pedido al club de fútbol, Valencia CF que continúe con las obras para finalizar con el compromiso de terminar su tan demorado nuevo estadio. Ribó ha hablado con la actual licencia de construcción del club ATE que expira en mayo de 2021. Las obras de construcción del Nuevo Mestalla se suspendieron en febrero de 2009 y desde entonces se ha convertido en uno de los proyectos de estadio más notorios del mundo.

Esta situación muestra una de las mayores vergüenzas alrededor de todo el mundo ya que lleva más de 11 años sin haber avances en la construcción del Nuevo Mestalla, y todo lleva a pensar que no se reactivarán en un futuro próximo. Esto afecta directamente al resto de la Comunidad Valenciana ya que desde los organismos públicos se priorizará la finalización de las obras.

Poca comunicación entre las partes implicadas

El presidente del Valencia, Anil Murthy, se reunió con Ribó y otros funcionarios de la ciudad a principios de septiembre para solicitar una prórroga de la ATE ya que no hay ninguna posibilidad de que el estadio esté terminado en mayo. Sin embargo, desde entonces el club no ha presentado al Ayuntamiento de Valencia ningún plan para la reanudación de las obras, dejando a Ribó exasperado.

«De la preocupación pasamos a la indignación y de la indignación no queremos pasar a otras cosas», dijo a la emisora local À Punt. La cancelación de la ATE tendrá otro efecto secundario para el club, con la pérdida de 40000 metros cuadrados de terreno que había previsto para su desarrollo comercial. Se ha informado que este terreno ha sido valorado entre 15 millones de euros y 25 millones de euros.

Comentando sobre el desarrollo del estadio parado, Ribó dijo: «Es una imagen perversa para la ciudad, duele mucho ver un estadio en plena construcción y ver que no se hace nada para solucionarlo». El conjunto valenciano debe encontrar una solución cuanto antes ya que no puede permitirse tener esos terrenos parados, sobre todo si se tiene en cuenta la complicada situación del club en estos momentos. Muchos aficionados desean que el club vuelva a cosechar los éxitos que logró en anteriores temporadas.

Mala gestión deportiva

Esta cifra es bastante destacable si se tiene en cuenta que el club está en una situación calamitosa, viéndose forzado a vender gran parte de los jugadores importantes de su plantilla. Sin ir más lejos, esta temporada han abandonado el equipo Dani Parejo, Rodrigo y Ferrán Torres. Estos dos últimos dejaron más de 50 millones de euros en las arcas del club, dejando al equipo muy tocado al perder mucha calidad. Esta situación provoca que pocas veces sea el favorito en las cuotas para ganar un partido, por lo que probablemente deba hacer algunas incorporaciones en el mercado de invierno.

El Valencia CF marcha noveno en la clasificación gracias al gran rendimiento que Javi Gracia está realizando de la plantilla, aunque una de sus preocupaciones es la falta de fondo de armario para afrontar la temporada con garantías cuando pasen las jornadas.

InfoPalancia