Job Navarrete dirigiendo su obra. Foto:J.P.

Job Navarrete dirigiendo su obra. Foto:J.P.

Los sones de pasodobles inundaron ayer la sala del Auditorio Municipal Salvador Seguí de Segorbe, en el que la Banda Sinfonica de la Sociedad Musical interpreto el Concierto de Pasodobles Taurinos organizado anualmente por la Peña Cultural Taurina de Segorbe.

El concierto incluyo la interpretación de una decena de pasodobles, de los que tres fueron estrenados en el mismo bajo la dirección de sus propios autores, entre los que destacó por su juventud el compuesto por Job Navarrete titulado Vicente Panadero.

Los pasodobles de Rubén Martínez, llamado Luis Vicente, y el de Mario Roig, titulado Miguel Domenech, completaron el trío de estrenos musicales.

Enrique Amat. Foto:José Plasencia.

Enrique Amat. Foto:José Plasencia.

El concierto se vio completado con otras obras de El Gato Montés de Manuel Penella, Manolo Montoliu de Pascual Cándido, Pepita Greus de P. Pérez Chovi, Lagartijilla de J. Martín, Ramón Quesada de Eugenio Gómez García, Manolete de P. Orozco y Peña Taurina Segorbe de Manuel M. Hervás, todos ellos dirigidos por el director de la Banda Sinfónica, Josep Martínez Giménez.

Pero el concierto fue mucho más que una fiesta musical, ya que el presidente de la peña José Calpe, aprovecho para hablar del éxito de la manifestación realizada en Castellón Defiende lo Nuestro y el critico taurino Enrique Amat, del anecdotario que rodea esta singular y característica fiesta.

El acto, en el que también estuvieron presentes las autoridades locales, sirve de preludio para la gran Cena Gala de entrega de trofeos que la Peña Cultural Taurina celebra todos los años para disitnguir al ganadero triunfador y novillero de la Feria de la Magdalena, el de la Semana Taurina de Segorbe.

Chelo Torrejón/Segorbe

Actuación Banda de Música. Foto:J.Plasencia.

Actuación Banda de Música. Foto:J.Plasencia.