Hoy ha sido un día un tanto agridulce para los vecinos de Soneja, ya que hoy los trabajores de la empresa Mediterránea de Construcciones han terminado de derribar los restos del antiguo colegio San Miguel Arcángel por el que han pasado casi todos los hombre y mujeres de la localidad.

Los trabajos de demolición fueron reiniciados a mediados del pasado mes de marzo, ya que estos quedaron paralizados como consecuencia del declarado Estado de Alarma, si bien después fueron retomados  en la Fase 2 del Plan de Transición a la llamada por el Gobierno Nueva Normalidad.

El plazo de ejecución del derribo es de tres meses y fue adjudicado a la citada empresa por 88.000 euros.

Por otra parte el Proyecto «Construcción/reposición en el mismo solar, del CEIP San Miguel Arcángel de Soneja requerirá un presupuesto base de licitación de 248.895,77 €

La ejecución del proyecto, incluido en el programa Edificant, se calcula requerirá un plazo de ejecución de dos años.

Durante el tiempo que duren las obras los niños recibirán las clases en los barracones de la avenida El Palmar.

Así las cosas ahora el Ayuntamiento deberá adjudicar la obra y solucionar algunos aspectos para garantizar la conducción y suministro eléctrico del centro.

Chelo Torrejón – Foto: Mara Fenollosa

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA