Altar del Santuario. Foto: A.Ibáñez.

Altar del Santuario. Foto: A.Ibáñez.

La fiesta de La Virgen de La Cueva Santa, celebrada en la mañana de hoy en el santuario, ha servido para rendirle culto otro 8 de septiembre a la Blanca Paloma, el día en el que se celebra el día de las Vírgenes encontradas de las advocaciones marianas.

Tras el Rosario de antorchas, celebrado anoche, el día de hoy comenzaba con una misa en la cueva de El Latonero oficiada por el Rector del Santuario de la Cueva Santa y párroco de la Iglesia de San Miguel de Altura, Juan Manuel Gallent.

Una vez acabada la misa Miguel López, alcalde de Altura, y Francisco de Antonio, concejal, y ambos miembros del patronato de la Cueva Santa, han bajado el relicario de la Virgen del altar, mientras los fieles cantaban los gozos al unísono.

Culto a la Blanca Paloma

Salida en procesión. Foto:Alejandro Ibáñez.

Tras subir a la Virgen hasta la capilla de la comunión, lugar en el que se encuentra el sarcófago de Fray Bonifacio Ferrer, la Virgen ha sido subida al anda y ha salido en procesión por el camino de Bonifacio Ferrer hasta volver al Santuario y pasar por la Plaza El Latonero, recientemente restaurada.

La jornada ha estado presidida por el alcalde de Altura y algunos concejales de la Corporación municipal de Altura, así como las Camareras de la Virgen de la Cueva Santa y sus acompañantes, que han llevado a hombros a la Virgen en procesión junto al resto de fieles.

Culto a la Blanca Paloma

Alejandro Ibáñez.