© Cultura reconoce la colección museográfica de la Cartuja de Altura.-

La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte ha reconocido las colecciones museográficas de arqueología en Chelva; de la Vila, en Les Coves de Vinromà; del Centro de Interpretación de la Cartuja de Vall de Cristo, de Altura, y de la Casa Museo de Gabriel Miró, en Polop.

El Centro de Interpretación de la Cartuja de Vall de Cristo, sito en el antiguo matadero de Altura, acoge restos arqueológicos de la cartuja que fue fundada a finales del siglo XIV por deseo del infante Don Martín, y que se convirtió en núcleo político, cultural y religioso hasta su exclaustración en julio de 1835.

El espacio cultural, que ha permanecido cerrado durante largos periodos, alberga por un lado paneles informativos con pinturas, planos y fotografías históricas para explicar cómo era y cómo es actualmente la cartuja, con el fin de comprender cómo fue este centro monástico.

Por otro lado, se exponen las piezas arqueológicas del cenobio, ménsulas, claves de las bóvedas, pavimentos góticos, capitel policromado y restos de relieves, entre otras, y se reúne así, por primera vez, algunos de los vestigios del pasado que se creían desaparecidos.

Las piezas están contextualizadas en su lugar de procedencia con un plano y con fotografías de dónde estaban o de dónde aparecieron en la excavación arqueológica.

Por otro lado la Casa Museo de Gabriel Miró, de Polop, se sitúa en la ‘Villa Pepita’ de la localidad, en una casa modernista que fue inaugurada en 1911.

El escritor alicantino Gabriel Miró eligió este pueblo de La Marina para pasar los veranos atraído por el paisaje de sus montañas, los campos y las fuentes. Se integró en las costumbres del municipio e hizo amigos que posteriormente le inspiraron algunos de los personajes de su novela ‘Años y leguas’.

La nieta de Gabriel Miró cedió al pueblo de Polop enseres, libros y pertenencias del escritor, que, junto con las donaciones de particulares como cuadros, retratos y ejemplares de obras firmadas por el autor, forman parte de la Casa Museo.

Entre las finalidades de la Casa Museo se encuentran las de dar a conocer la obra de Gabriel Miró; organizar exposiciones de pintura, escultura y fotografía; organizar visitas guiadas para escolares, y editar documentos relacionados con el escritor y la historia de Polop.

La Colección Museográfica Arqueológica de Chelva está ubicada donde estuvo el antiguo hospital de la villa del siglo XVI, un edificio está enclavado en pleno corazón del barrio andalusí del siglo XI de Benacacira.

La exposición cuenta con diez vitrinas, ordenadas cronológicamente, desde la prehistoria hasta las guerras carlistas, y con más de cien piezas recuperadas en las excavaciones arqueológicas del municipio, sobre todo del yacimiento de La Torrecilla y de las excavaciones del centro histórico.

El discurso expositivo se apoya en medios audiovisuales y paneles explicativos a través de los cuales el visitante puede hacerse cargo de la importancia patrimonial y arqueológica de Chelva y de su municipio.

En cuanto a sus actividades, destacan las visitas guiadas los sábados, tanto las nocturnas a los barrios históricos como las diurnas a distintos yacimientos de interés como La Torrecilla. Además, cada mes, en el edificio de la colección museográfica, se realiza “la pieza del mes”, donde se imparte una charla sobre la pieza en cuestión. Esta actividad ya se ha establecido como una cita cultural de referencia en el municipio.

En cuanto a la Colección Museográfica de la Vila de Les Coves de Vinromà, recoge una serie de fondos de diversa naturaleza que forman el soporte de la memoria histórica de los vecinos de Les Coves y su devenir a través de los siglos.

Algunos de ellos están en sus lugares de origen, como las pinturas rupestres de La Saltadora, en el Parque Cultural de la Valltorta; otros se sitúan en el paisaje, como la red de acequias, represas y molinos que han configurado la vida y la economía de la sociedad covarchina.

La colección etnográfica se centra en la casa señorial Boix Moliner, edificio cuyos orígenes van del siglo XIV al XX y presenta no sólo las dependencias con sus diferentes usos, sino también mobiliario asociado, con lo que muestra el ‘modus vivendi’ de las clases dominantes y también los diferentes utillajes de la producción y de la transformación agraria como el molino, la bodega o los aperos de cultivo.

La mayor parte de los fondos proceden de la iglesia de Santa María, desacralizada desde el siglo XIX: claves de los distintos tramos y bóveda del presbiterio, escudos nobiliarios, pinturas murales medievales y renacentistas, y serigrafiados barrocos que ornamentan los muros de la antigua iglesia son elementos del material expuesto.

Esta colección museográfica aspira a mostrar y conservar el rico patrimonio de Les Coves, así como el patrimonio de arte moderno de artistas locales que han traspasado la esfera comarcal y se expondrán en la sección de arte moderno en el edificio del antiguo hospital.

El reconocimiento como colección museográfica tiene vigencia indefinida mientras subsista la institución y permanezca abierta al público, no supone un coste implícito y abre la posibilidad de participar en las subvenciones anuales para museos y colecciones museográficas permanentes que concede la Conselleria.

Cultura reconoce la colección museográfica de la Cartuja de Altura

Chelo Torrejón – Fotos:José Plasencia