Nuestros mayores dicen que “después de la tormenta siempre llega la calma” y nosotros podemos decir que “después del temporal siempre quedan las cañas acumuladas”, las que la Confederación Hidrográfica del Júcar no retira ni deja retirar de los márgenes y cauce  a los Ayuntamientos de los municipios ubicados junto a la ribera del río Palancia, donde los daños dejados por el temporal son más que importantes, como demuestra el video de Nacho Morato.

Daños dejados por el temporal

moto arrastrada por las aguas. foto: Rafa Furio

Las cañas acumuladas y amontonadas sobre los espacios de recreo y puentes, en los que formaron grandes diques de contención, además de numerosos desprendimientos de ribazos, roturas de caminos y perdida de inversiones en mejoras realizadas en los puntos de atracción turística existentes junto al río, son las secuelas dejadas en la comarca del Alto Palancia por el temporal de lluvia padecido durante los últimos días, que no obstante para la zona ha sido bastante menos dañino que para otros enclaves de la provincia.

En Segorbe valoran los daños dejados por el temporal

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Segorbe se ha reunido hoy con carácter de urgencia para estudiar los informes realizados por las concejalías de obras y agricultura sobre los daños producidos por las lluvias, que han en el término municipal de Segorbe han superado los 175 l/m2 acumulados desde el pasado día 18 hasta ayer.

Entre los daños detectados figuran el desprendimiento de varios pinos y piedras en la ladera de Sopeña que da con el Rialé; se han verificado diferentes emboces en varios imbornales de recogida de aguas pluviales; así como se han detectado varias goteras en edificios municipales.

Daños dejados por el temporal

Zona de recreo destrozada. Foto: Isabel Escrich.

La concejalía de agricultura ha detectado daños en los caminos que tienen confluencia con el cauce del Río Palancia, como el camino de la pasarela que comunica con el Club de Tenis existente junto a la fuente del Relojero, camino del Rialé que comunica con el camino por el cual se accede a la piscina de Peñalba, camino de la Teja, camino del Borrego y camino de Utrillas.

Tras la valoración económica de los daños se procederá a su reparación, para lo que ya se ha habilitado una partida de 20.000 €.

Por otro lado, a lo largo del día de hoy ya se han solucionado los emboces de los imbornales, en el camino del Rialé se han cortado y eliminado los pinos caídos, y mañana se procederá a restaurar el talud y el muro que ha sido dañado.

El tránsito por los caminos, que ayer fue cortado por su peligrosidad, ya ha sido abierto, excepto el del Rialé, fuente de la Teja y del Borrego, y la pasarela cercana a la fuente del Relojero, debido a que el caudal del Río Palancia sigue crecido.

En el paraje de los Cincuenta Caños, en cuanto baje el caudal y Confederación Hidrográfica del Júcar lo autorice, se procederá a limpiar las pasarelas embozadas por restos de cañas y la adecuación de las mismas y de los caminos adyacentes. También se llevará a cabo la reparación y pintado de los juegos infantiles que se hayan dañado.

“Nuestro objetivo es que para estas fiestas de Semana Santa el entorno de los Cincuenta Caños se encuentre en perfectas condiciones de limpieza y accesibilidad”, indicaron desde el gobierno.

 

Chelo Torrejón.